La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) demandó que no se cargue la mano a los trabajadores y empresas como contribuyentes cautivos para obtener más ingresos ante el recorte presupuestal, señaló su dirigente estatal, Francisco Ruiz López.

La petición expresa en una primera instancia al Gobierno Federal es que diera marcha atrás en el recorte al gasto público, sin que haya efectos para las empresas que con el pago de impuestos y generación de empleos aportan grandes ingresos a la Federación.

Refirió que la discusión del presupuesto que se realiza en el Congreso de la Unión debe analizarse por parte de los legisladores en forma seria para que el estado no se vea afectado, y se mantengan condiciones de inversión y estabilidad.

Indicó que en la actualidad, la operación del Gobierno se sostiene con el cobro de más impuestos a empresas y empleados, lo que no resulta favorecedor para la economía porque las familias son las principales afectadas.

Cuestionó que en este momento los ajustes están dirigidos a rubros de gran relevancia para la población, mientras que las partidas a privilegios y gastos operativos de la burocracia y de los propios legisladores federales no se tocan.

Señaló que la reducción de puestos de trabajo en la burocracia no es una solución real, pues se afectan fuentes de trabajo, sino que los servidores públicos que están en las dependencias, realmente cumplan con sus funciones de manera eficaz a favor de los ciudadanos.

En el caso de las reuniones con las futuras autoridades de Aguascalientes, Ruiz López resaltó que hay un acercamiento constante para que las acciones propuestas puedan concretarse y haya evaluaciones medibles de los resultados que ofrecen.