Ayer, el Pleno Parlamentario aprobó un Punto de Acuerdo presentado por el legislador Salvador Dávila Montoya, a fin de que se ratifique la vigencia de los beneficios alcanzados con el programa de Carrera Magisterial; se puntualice que se conservarán los beneficios de este estímulo, incluyendo jubilación, aguinaldo y prima vacacional; y que si fuese necesario, se realice el pago correspondiente de manera descompactada del sueldo tabular.
De esta manera, los grupos parlamentarios del PRI-PVEM y Nueva Alianza piden al Poder Legislativo exhortar al Ejecutivo a que se ratifique la vigencia de los beneficios alcanzados en el estímulo de Carrera Magisterial, adquiridos legal y legítimamente, que, a partir de la culminación de la fase operativa de este programa, se convierten en un estímulo definitivo para el trabajador en todo su trayecto docente.
Además, que se puntualice y difunda ampliamente, que el estímulo derivado de Carrera Magisterial conserva los beneficios de seguridad social como lo es la jubilación y en prestaciones genéricas como lo son el aguinaldo y la prima vacacional, sin menoscabo de repercusión en las prestaciones conciliadas con base en lo establecido en la Ley de Coordinación Fiscal al entrar en vigor el Fondo Operativo y Nómina Educativa (FONE).
También piden que se informe con precisión y se difunda que la preservación de las repercusiones del estímulo de Carrera Magisterial se mantiene, aún si fuese necesario que su pago se realice descompactado del sueldo tabular.
Lo anterior, con fundamento en los Artículos 37, décimo primero transitorio de la Ley General del Servicio Profesional Docente, y 10 del capítulo II del Programa de Promoción de la Función por Incentivos en Educación Básica.
El diputado Dávila convocó a sus compañeros a sumar esfuerzos “con nuestros docentes y a manifestar nuestro hermanamiento con las causas magisteriales”.