No le quiso cobrar la despensa a su mamá…

Un cajero de una tienda de autoservicio y su progenitora fueron detenidos por policías preventivos, después de ser descubiertos cuando cometían un robo tipo “hormiga”.
Quienes terminaron detenidos y a disposición del agente del Ministerio Público adscrito a la Dirección de Investigación de Delitos de la Fiscalía General del Estado, es un empleado de una tienda de autoservicio de nombre Francisco Alejandro, de 23 años; así como su progenitora, la señora Esthela, de 57 años.
Los hechos en los que se vieron involucrados madre e hijo, se registraron el pasado lunes a las 20:44 horas, en una tienda comercial que se ubica en la avenida Mariano Escobedo y esquina con avenida Convención Oriente, en el fraccionamiento Jesús Terán.
Se estableció que Francisco Alejandro trabajaba como cajero en dicho establecimiento.
Y debido a ello, aprovechó la situación para que en complicidad con su mamá, la señora Esthela, cometieran un robo tipo fardero.
La mujer se hizo pasar como cliente y procedió a “comprar” una importante cantidad de mercancía, para después dirigirse al área de cajas y se ubicó específicamente en la caja donde se encontraba su hijo.
Cuando el cajero pasaba la mercancía por el sensor no la registraba.
Sin embargo, cuando la mamá del joven intentó salir del establecimiento, se activó uno de los sensores y de esta forma la señora Esthela fue descubierta, siendo de inmediato interceptada por personal de vigilancia.
Al momento de revisarse toda la mercancía que llevaba la mujer, se detectó que ninguna había sido registrada. Posteriormente, se descubrió que la señora Esthela había actuado en complicidad con el cajero, quien resultó ser su hijo.
Ante tal situación se procedió a solicitar la intervención de policías preventivos del Destacamento “Morelos”, quienes hicieron el arresto del cajero y la mujer.
A estas personas les fue asegurada la mercancía que ya habían robado y que consistió en una botella de whisky, un vaso de plástico, cuatro shampoo, 23 bolsas de pasta, 11 bolsas de arroz, 21 sobres para preparar caldo de pollo, 4 bolsas de chocolates, 3 cajas de jugo de tomate, un paquete con 12 botellas de refresco.
Asimismo, 24 latas de atún, 7 latas de crema de champiñones, 18 piezas de fibra de esponja, 2 bolsas de azúcar, 5 barras de jabón, 5 paquetes de jabón Palmolive, 5 bolsas de jabón en polvo, 9 envases de jabón líquido, 10 botellas de suavizantes para ropa, un envase de cajeta, entre otros artículos más; todo ello con un valor total de 5 mil 324 pesos.