Debido a que no cumplió con las medidas cautelares que le fueron impuestas para que cumpliera su sentencia en libertad, tras ser condenado por un delito contra la salud, un hombre fue detenido por agentes federales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) adscritos a la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, en cumplimiento a una orden de reaprehensión girada por el juez de Ejecución de Penas del Centro de Justicia Federal en Aguascalientes.
La Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR informó que un juez de Control del Centro de Justicia Federal en Aguascalientes, dictó una sentencia condenatoria en contra de una persona del sexo masculino, al ser encontrado penalmente responsable del delito de contra la salud, en la modalidad de posesión simple de clonazepam.
La sentencia fue de tres años de prisión y el pago de una multa de 1,500 pesos.
Sin embargo, se le decretó una Condena Condicionada, debido a que el tipo de delito que cometió y por el cual fue sentenciado, permitía dicho beneficio, lo que hacía posible que el sentenciado estuviera fuera de prisión bajo ciertas medidas cautelares, como lo fueron el realizar servicios a favor de la comunidad.
Sin embargo, al no cumplir con las medidas cautelares establecidas en su condena condicional, consistente en no pagar la garantía de 1,500 pesos y no realizar servicios comunitarios, es por lo cual el juez de Ejecución de Penas revocó la resolución y giró una orden de reaprehensión en su contra.
El sentenciado fue ubicado y detenido por agentes federales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), en el fraccionamiento Ojocaliente III, siendo trasladado de inmediato al Cereso para Varones “Aguascalientes”, donde deberá de cumplir su sentencia de 3 años de prisión.