El secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade Kuribreña, afirmó que los retrasos en el pago de pensiones a adultos mayores registrados al cierre del 2015 no habrán de repetirse, los cuales justificó por ajustes presupuestales.

Reconoció que el 80% de los 45,000 beneficiarios aguascalentenses del pago de 1,160 pesos bimestrales no tienen un ingreso adicional, por lo cual destacó la importancia de que cuenten con este apoyo.

En ese sentido, señaló que este sector requiere recibir beneficios integrales en materia de salud, vivienda digna, y sustento económico, cuyas necesidades deberán atenderse en este 2016, mediante la inclusión total y suficiente en el Seguro Popular, acceso a subsidios de vivienda digna, y entrega de financiamiento a través del Instituto Nacional de Economía Social.

“Vamos hacer un inventario compartido con el Gobierno Estatal de dónde hace falta vivienda, de dónde tenemos que trabajar para abatir el rezago educativo, en dónde hace falta salud y seguridad social y dónde enfrentamos la falta de alimentación. Aguascalientes es de los estados que está en posibilidad y de ahí el cierre importante al que nos referimos de cambiar definitivamente en materia de pobreza en el estado”, agregó.

Destacó que los resultados obtenidos por Aguascalientes en combate a la pobreza son positivos en casi todos los indicadores, ya que la pobreza moderada cayó en 8%, la pobreza extrema disminuyó más de 38%, se abatió el rezago educativo, se mejoró el acceso a la salud, a la seguridad social, la vivienda, y se elevó la suficiencia alimentaria.

Indicó que Aguascalientes es de los pocos estados en el país, en donde ni uno solo de los municipios tiene más del 10% de su población en pobreza extrema, lo que advierte de un trabajo coordinado con resultados palpables en los indicadores económicos, así como la atención a 31,000 familias en pobreza a través del Programa Próspera.