Los diputados volvieron a legislar con ligereza, ahora en el tema urbano, al tratar de exigir a los comerciantes dar las dos primeras horas gratuitas de estacionamiento a sus clientes, y tarifa preferencial, en las subsiguientes horas. Ello viola la libertad de comercio y además, hay jurisprudencia al respecto, señaló el abogado constitucionalista Arturo Orenday González.
Especificó que se viola el artículo quinto de la Carta Magna, en razón de que la obligación impuesta está relacionada con el fin comercial de los establecimientos mercantiles. Ya que impone la prestación de un servicio adicional a los clientes que acuden a éstos a adquirir los productos propios de su actividad, sin la posibilidad de obtener una retribución por la prestación de ese servicio.
Hay jurisprudencia emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a través de los respectivos Tribunales Colegiados de Circuito, a los que han acudido los inconformes.
Dejó en claro que aquí no se trata de ver qué conviene más a los comerciantes o a los clientes, sino de respetar la Constitución federal, que está por encima de la legislación estatal; considera que quienes han recurrido al amparo, tienen amplias posibilidades de ganarlo.
Comentó que nuestros diputados también se equivocaron en materia civil, al legislar que no se puede donar un bien, si es el único que se posee, dejando esta atribución solo a los ricos, lo que resulta totalmente absurdo.
En materia familiar, al referirse al divorcio incausado (divorcio exprés), cuestionó el que se rompa con el régimen de matrimonio por separación de bienes, ya que se prevé hasta el 50% de compensación para la mujer o el hombre; ahora los jueces serán los que resuelvan los convenios que deben hacer las parejas.
En materia electoral, hay amparos en cuanto al porcentaje de firmas que deben presentar los candidatos independientes.
Es decir, que legislaron a la ligera en materia urbana, civil, familiar y electoral, situación que debe corregirse, concluyó el abogado.