Deficiente y malhecha la poca infraestructura urbana con la que cuenta la entidad para personas discapacitadas, consideró el presidente del Colegio de Urbanistas de Aguascalientes, Carlos Guillermo Randolph Mora señaló que no se requiere de inversiones millonarias para proporcionar lo mínimo necesario para la movilidad de este sector, sólo se requiere voluntad política para dar continuidad a los proyectos.
Comentó que el 5% de la población de Aguascalientes, vive con alguna discapacidad ya sea motriz, auditiva, visual o de cualquier tipo, sin embargo la entidad está escasa en cuanto a infraestructura urbana que les permita movilidad a este importante grupo.
Dijo que esto se debe a que en los subcomités de movilidad de municipio se presentan los proyectos en papel de manera prolija, pero a la hora de la ejecución todo se vuelve un caos, “hace falta mucho, hace falta que concuerde lo que se presenta en los subcomités con lo que se construye, debería de haber supervisión de parte del municipio para que se hagan las cosas como se presentan”, manifestó Randolph Mora.
En cuanto al código urbano, refutó, tiene carencias, luego de que se requiere de manuales de accesibilidad para la ciudad, que respalden lo que indica la legislación del estado.
Hace falta guías para ciegos, rampas sin obstrucciones, banquetas y pisos antiderrape, cruces entre calles con las mismas características, infraestructura en paradas de autobuses, entre otras muchas infraestructuras.
“Se tiene que hacer un plan de conectividad de rampas, porque se construyen algunas pero no dotan todo el perímetro de las necesarias, siempre hay alguna obstrucción; se deben de hacer planes parciales de movilidad urbana para personas con discapacidad”, subrayó el urbanista.