CDMX.- Brad Pitt se niega a firmar el divorcio que pidió Angelina Jolie hace algunas semanas.
Esta decisión la tomó debido a que no quiere generarles un trauma psicológico a sus seis hijos.
El actor debió de presentarse el miércoles pasado ante el juez, sin embargo, no lo hizo porque quiere compartir con Jolie la custodia legal y física de los niños, por lo que si presentaba los documentos iba a colaborar con una guerra, de acuerdo con el portal estadounidense TMZ. (Froylán Escobar/Agencia Reforma)

Compartir
Artículo anteriorEs cumplidora
Artículo siguienteTrump quería con Salma