Urbaneros, reticentes a extender de manera permanente descuento a estudiantes. Karla Medina Guardado, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (FEUAA), manifestó que han sostenido encuentros con dirigentes de ATUSA para alcanzar un acuerdo en este sentido, pero los concesionarios argumentan problemas económicos para no ofrecer la tarifa especial durante fines de semana y periodos vacacionales; lo anterior, a pesar de que la renovación de la credencial de descuento se hace ahora de manera semestral y no anual, lo cual implica mayores gastos para los estudiantes.

Sostuvo que los alumnos son estudiantes todo el año, por lo cual, es importante que si se otorga un descuento con una credencial por la cual se paga, el mismo no debe ser válido en exclusiva los 200 días marcados en el calendario escolar de la SEP, sino todo el año, incluidos sábados, domingos y periodos vacacionales.

Karla Guardado sostuvo que son varios los escolares que durante las vacaciones acuden a las aulas a adelantar materias, recursar aquellas que reprobaron o a tomar distintos cursos, mientras que otros siguen acudiendo a realizar sus prácticas o el servicio social; agregó que por lo anterior, buscarán juntar a sociedades de alumnos de otras instituciones para sumarse a esta causa, pues el cobro que hace ATUSA por la credencial de descuento es de 100 pesos por primera ocasión y 30 pesos por renovación.

Apuntó que no sólo los alumnos de universidades públicas requieren del descuento, también hay estudiantes de primaria, secundaria, preparatoria y de universidades privadas que se desplazan en camión; en algunos planteles hasta el 80% de los escolares utiliza el transporte público para llegar a sus destinos.

Para concluir, la presidenta de la FEUAA comentó que el compromiso de los estudiantes no es sólo por lograr un descuento permanente, deben ser socialmente activos y velar por una mejora integral en el transporte público en la entidad, el cual tiene muchas deficiencias de equipamiento y servicio, por ejemplo, no es apto para personas con discapacidad o de la tercera edad.