CDMX.- El desacuerdo que hubo entre la distribuidora Universal Pictures México y Cinemex para proyectar Escuadrón Suicida fue porque no se concretó el porcentaje que recibiría la exhibidora respecto a las entradas de taquilla.
Dos personas consultadas sobre del tema y quienes prefirieron el anonimato, aseguraron que Universal deseaba recibir entre el 49 y el 51% de ganancias, cuando lo establecido era 45.
“Sucedió lo mismo que hace unos años con El Origen, en donde Warner, Cinépolis y Cinemex no llegaron a un acuerdo, ya que querían el 50% de la taquilla”, precisó la fuente.
Por eso, la película estelarizada por Jared Leto y Margot Robbie no se encuentra en la cartelera de Cinemex, empresa que declinó hacer comentarios oficiales respecto a las cantidades pactadas y solicitadas.
“No quedaron en el acuerdo, pues Cinemex no quiso que se otorgara más dinero, ya que no lo consideró justo y por eso decidió salir del programa de exhibición”, especificó la fuente.
De acuerdo a información proporcionada por diversas fuentes, respecto a cómo se reparte la taquilla, el 16% es de IVA. Tras descontarse este, el 63% es para exhibidor y el 37% es para distribuidor.
En 2009 se anunció que Warner Bros. Pictures México dejaría su faceta como distribuidor en México, dejando la logística de esta labor en manos de NBCUniversal.
La revista Variety informó ayer que Escuadrón Suicida había recaudado 20.5 millones de dólares en una sola noche, correspondiente a su estreno internacional. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)