Hacer deducibles los vales de despensa no ha propiciado que más trabajadores cuenten con esta prestación. Alfredo González, secretario general de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes (FTA), señaló que a pesar de que existe un incentivo fiscal para que las empresas puedan beneficiar a sus trabajadores, ya que dicha erogación la pueden hacer deducible de impuestos, esta prestación no se ha incrementado ni en cuanto al número de empresas que la ofrecen, ni en el monto que se le da al trabajador.

Destacó que la nueva legislación, que entró en vigor hace cerca de tres años, estipula que el sector patronal puede hacer deducibles de impuestos vales de despensa, apoyos alimenticios en especie y los comedores industriales, pero en poco han mejorado estas prestaciones que sirven para que a los trabajadores se les facilite adquirir la canasta básica, siendo los más favorecidos los patrones que ya ofrecían alguna de estas prestaciones.

Alfredo González apuntó que los contratos colectivos de trabajo han sido un candado en estos casos, ya que no se puede solicitar un aumento adicional a lo que está contemplado dentro del propio contrato, por lo cual cuando se negocian los incrementos salariales se han discutido los vales de despensa como un tema más.

No obstante, subrayó que en el caso de los comedores industriales, la nueva legislación sí ha dado buenos resultados, porque eso ha permitido que para el trabajador represente un menor costo el tener acceso a esta prestación, incluso, se han llegado a dar algunos casos en los cuales ya no se cobra a los obreros, sobre todo en aquellos comedores que tenían un bajo precio, mientras que en los que tenían un costo mayor se sigue haciendo una aportación por parte de los empleados.

Para concluir, el secretario general de la FTA manifestó que en el caso de las empresas que en sus contratos colectivos de trabajo contemplan que los obreros reciben vales de despensa, estos representan entre un 10 y 15% del salario de los trabajadores.