No concretan las bases para la universalidad de la salud

Su entrada en vigor se sigue posponiendo

La universalidad de los servicios de salud, se sigue difiriendo. El primer compromiso de esta nueva modalidad, fue con arranque en junio, y nada, después se dijo en que julio y a partir de hoy, tampoco están dadas las bases para ello.

Recuérdese que marzo pasado, el presidente Enrique Peña Nieto, se puso esa meta, al considerar que gozar de una vida plena y una vida duradera no puede ser derecho de unos cuantos.

Instruyó al secretario de Salud, José Narro Robles, para poner en marcha una serie de acciones para avanzar en la universalidad de los servicios de salud con calidad.

Se les encargó identificar con precisión a quienes cuentan con seguridad social, y quienes no, así como los que integran el padrón del Seguro Popular.

El propósito es optimizar el uso de la infraestructura disponible, con base en una mejor coordinación entre instituciones de seguridad social, servicios estatales de salud y los que dependen directamente de la federación, es decir, de la Secretaría de Salud.

Además, se deben revisar las políticas de atención a los principales problemas de salud del país, y evaluar los resultados alcanzados, así como plantear ajustes necesarios para avanzar en la prevención, diagnóstico temprano y tratamiento oportuno, así como elaborar un programa para mejorar los servicios que ofrecen gobiernos estatales en unidades de los tres niveles de atención.

Corresponde a los gobiernos estatales llevar los beneficios de estos avances a todo aquel que lo necesite, y lograrlo exige el uso óptimo de los recursos públicos, políticas públicas permanentes y de largo alcance.

Actualmente, se trabaja en la necesidades de los pacientes de cada entidad, en las áreas disponibles de los nosocomios públicos y privados y en el arancel que se aplicará tanto para el pago de infraestructura (cuartos, camas, quirófanos, insumos, etc., como los honorarios del personal que esté dispuesto a trabajar horas extras, en pacientes subrogados.

Una vez que entre esta modalidad, se activarán los horarios y la infraestructura “muerta”, y con ello se podrá agilizar el servicio de los pacientes.

En el caso de Aguascalientes, participarán el ISSEA, IMSS, ISSTE y algunos hospitales privados, que acepten el arancel que se defina.