No castigarán al personal médico que realice abortos

Se ampararán en la NOM-046 para interrumpir el embarazo

El fiscal general del Estado, Óscar González Mendívil, ofreció toda clase de garantías al personal de salud en el estado, que practique la interrupción del embarazo, apelando a la Norma Oficial Mexicana NOM-046-SSA2-2005.

Para ello, echará mano de los “Criterios de Oportunidad”, instrumento jurídico plasmado en el Código Nacional de Procedimientos Penales, que faculta al Ministerio Público, en casos muy específicos, al no ejercicio de la acción penal en contra de imputados que han sufrido, como consecuencia directa del hecho delictivo, daño físico psicoemocional, como pudiera ser el caso de una persona que ha sido víctima de violación.

Con este criterio jurídico, sustentado en el Código Nacional de Procedimientos Penales, se deja a salvo a quienes practiquen interrupciones del embarazo, sin necesidad de esperar a que el máximo órgano de justicia en México se pronuncie sobre la constitucionalidad o no de dicha norma.

Durante una entrevista, el funcionario expresó varios puntos de vista, ante la polémica generada con base en las últimas reformas a la NOM-046-SSA2-2005, que establece procedimientos para la atención médica en casos de violencia familiar y sexual contra las mujeres.

Cabe destacar que, para algunos grupos de la sociedad, las recientes modificaciones a dicha norma, constituyen la legalización de facto del aborto.

El fiscal general explicó las circunstancias en las que operan los Criterios de Oportunidad, y en ese sentido, dijo que cuando el imputado haya sufrido, como consecuencia directa del hecho delictivo, un daño físico psicoemocional grave, o cuando el imputado haya contraído una enfermedad terminal que torne notoriamente innecesaria o desproporcional, la aplicación de la pena, puede dejarse a un lado el ejercicio de la acción penal.

En este caso, al hablar de violación, aplica perfectamente a la madre, de acuerdo con la fracción tercera del artículo 253 del Código Nacional.

“Ese es estrictamente el criterio de oportunidad que pudiera aplicarse en este caso de ser necesario”.

Por otro lado, consideró que ante la reforma a la NOM en cuestión, el legislador local tenía dos opciones: la primera, armonizar el Código local aplicable, o bien, la segunda, establecer la controversia constitucional, siendo esta última la que emprendió, no obstante, si no se ponen de acuerdo, la Fiscalía tiene una herramienta para no criminalizar la acción de los médicos y del personal de salud, que es, aplicando los Criterios de Oportunidad.

El funcionario indicó que de cualquier manera, la ley prevé, para los casos de embarazo por violación, el derecho a abortar. La NOM-046-SSA2-2005 prevé un método distinto a lo que prevé el Código de Procedimientos Penales, por tanto, “mi postura como fiscal es que, cualquiera de las dos circunstancias tienen una solución que no implica criminalizar a la profesión médica, lo ideal es que se armonicen, pero si no se llegan a armonizar, el Código Nacional de Procedimientos Penales nos permite encontrar una solución como institución del Ministerio Público”.

Finalmente, indicó que hasta el momento no se ha presentado ningún caso en el que se haya invocado esta norma, y que en caso de que en algún hospital se presente, deberán llamar de inmediato al ministerio público para atender el delito de violación y, posteriormente, determinar la procedencia de la interrupción del embarazo atendiendo criterios de la NOM-046-SSA2-2005.