La filtración de dos supuestas boletas electorales no afecta el resultado de las votaciones en Aguascalientes, aseguró el presidente del Consejo General del Instituto Estatal Electoral, Luis Fernando Landeros Ortiz, quien indicó que ningún partido político hizo denuncia sobre extravío de papelería electoral en el día de la jornada, luego de que el Partido Revolucionario Institucional puso en duda la confianza del organismo.
En rueda de prensa, informó que presentó una denuncia ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales de la Fiscalía General, para esclarecer la legitimidad de estos documentos, y en su caso, la responsabilidad delictiva por la sustracción o acopio de este material.
“Dentro de la jornada electoral no hubo reportes de incidencias sobre faltante de boletas en las casillas del municipio de Calvillo, de donde proviene esa documentación. En las elecciones hubo funcionarios de casilla y presencia de representantes de partido sin que hubiese reportes sobre la custodia. No es una falla de la autoridad. Si es real o es reproducida esa boleta, estamos hablando de un delito”, enfatizó.
Consideró que en el supuesto de la mala utilización de la boleta, se asume que hubo una sustracción, y el ilícito deriva en la ubicación del personaje que hizo mal uso, ya que esta práctica englobaría la violación de la secrecía del voto.
Landeros Ortiz pidió que esta investigación sea tomada con seriedad en manos de la Fiscalía, y se sancione a los responsables, sin dejar de lado que en algunos casos los funcionarios de casilla podrían tener errores en el día de la jornada, de los que no son plenamente advertidos.
Defendió que el Instituto Estatal Electoral de Aguascalientes cuenta con la capacidad para la organización de las elecciones, al contar con una amplia estructura capacitada y preparada durante los últimos quince años.