Aunque se podría pensar que son los varones quienes inician de manera más precoz su vida sexual activa, hoy en día hombres y mujeres inician con esta actividad en promedio a los 14 años de edad, así lo informó María del Carmen Rodríguez Juárez, coordinadora del Programa Universidad Saludable de la UAA.

“Nuestra población mexicana comienza en promedio una vida sexual activa alrededor de los 14 años, es decir, justo en la etapa de la adolescencia, esto es ajeno a la identidad u orientación sexual que el sujeto tenga (…) lo esperado es que comiencen antes los hombres, sin embargo, la realidad es que vamos muy a la par hombres y mujeres”.

— ¿Se cuenta ya a esta edad con la madurez para empezar con una vida sexual activa?

— Con la madurez física sí, nuestro cuerpo está diseñado para esto; entonces, el desarrollo sexual de un individuo hablando fisiológicamente o biológicamente, es justo en la adolescencia cuando nosotros empezamos a tener este tipo de acercamientos, entonces sí se cuenta con la madurez física para comenzar con esta actividad.

Sin embargo, señaló que los jóvenes a esta edad no cuentan con la madurez para enfrentar un embarazo, ni con las capacidades psicológicas ni emocionales para exponer su cuerpo a una vida sexual activa.

“El país no está totalmente capacitado para poder educar de manera efectiva a nuestros adolescentes a ejercer esta vida sexual activa de forma responsable”.

Enfatizó que socialmente no estamos capacitados para entenderlo, por lo que los adolescentes se exponen a un peligro cuando empiezan su vida sexual a temprana edad.

Finalmente, mencionó que los embarazos a temprana edad se deben muchas veces a la sociedad tradicionalista en la que vivimos; el miedo que se tiene al hablar de estos temas o hacerlo a escondidas, la doble moral o la poca voluntad de aprender son factores que desencadenan muchas problemáticas relacionadas con la sexualidad en los jóvenes.

“Sí hay mucha información sobre el tema, el problema es que muchas veces no se sabe cómo y dónde buscarla”, puntualizó