Adán García
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 9-Sep.- El helicóptero que cayó durante un operativo contra el crimen organizado el pasado martes en Michoacán, no presenta impactos de bala en fuselaje ni motor, revela un dictamen de Aeronáutica Civil.
Según este informe, la aeronave se precipitó a tierra por una maniobra para esquivar los disparos que presuntos narcos hicieron desde tierra.
“Se concluye que la causa del accidente se debió a que durante un vuelo de seguridad el capitán de la aeronave advierte un peligro por presunta agresión de armas de fuego”, refiere el documento que fue difundido anoche por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).
Detalló que para alejarse del peligro, el piloto realizó una maniobra llamada de regresión y con ello tratar de retornar sobre la trayectoria que tenía.
“Debido a la situación de altura y velocidad que tenía la aeronave en ese instante, no es posible completar la maniobra, haciendo contacto el tren de aterrizaje contra el terreno.
“A consecuencia de la rotura de los tanques de combustible, éste se derrama y hace contacto con alguna parte caliente del motor o con alguna chispa del sistema eléctrico de la aeronave, originándose un incendio”, indicó.
Aeronáutica Civil determinó que las causas del deceso del piloto y cuatro elementos de la Policía Ministerial que ahí viajaban, son concurrentes con el impacto de la aeronave contra el terreno y el fuego.
“Al efectuar el análisis detallado de los restos de la aeronave no se encontraron impacto de bala en ninguna parte del fuselaje o del motor de la aeronave”, destacó.
De acuerdo al reporte, en el sitio encontraron cartuchos percutidos por acción de fuego, pero estos corresponden a las armas que traían los ministeriales.
El documento destaca que los agentes y el piloto fallecido tampoco presentan lesiones por disparos de arma de fuego.
La aeronave, que ahora se sabe es de la marca Airbus, modelo 350 y matrícula XC-LOV, fue reportada derribada por el Gobierno michoacano el pasado martes.
Una primera línea de investigación apuntaba a que el helicóptero fue alcanzado por disparos de un fusil antiaéreo tipo Barret, de calibre .50.