Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 27-May .- Elba Esther Gordillo promovió dos nuevas solicitudes de prisión domiciliaria ante los jueces federales que instruyen sus juicios por defraudación fiscal y uno de ellos acaba de negarle el beneficio.
Julio Veredín Sena Velázquez, Juez Séptimo de Distrito en Procesos Penales Federales en esta ciudad, rechazó concederle a Gordillo pasar el resto del juicio en su penthouse de la Calle Galileo, en Polanco, al estimar que no se acreditó que tuviera más de 70 años de edad.
La ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) también promovió la solicitud de prisión domiciliaria ante Rubén Darío Noguera Gregoire, Juez Décimo Cuarto de Distrito en Procesos Penales, quien aun no ha emitido el fallo.
En relación con la solicitud rechazada, Marco Antonio del Toro, abogado de la maestra, dijo que el próximo lunes volverá a solicitar la prisión domiciliaria ante el mismo juez, ya que su negativa se basa sólo en el hecho de no haber contado con un acta de nacimiento proporcionada por el Registro Civil de Chiapas.
“Al juez le aportaron las copias certificadas del acta de nacimiento que estaba en el Juzgado Sexto de Distrito en Procesos Penales, el Juez Séptimo dijo que necesitaba copias directas del Registro y, como no las había, resolvió que no estaba acreditada la edad”, criticó Del Toro.
“Si quieren copias, se piden, lo que no entiendo es por qué quieren una copia original del registro, como si no valiera la del juzgado, que está certificada”.
Los dos nuevos recursos fueron presentados en órganos jurisdiccionales que le siguen procesos a la maestra por fraude al fisco por 4 millones 394 mil 682 pesos, en el caso del juez Sena, y 2 millones 199 mil pesos en el juzgado de Noguera.
El primer asunto, donde acaban de negarle el beneficio, es un juicio por una modalidad no grave del delito y donde pareciera innecesario el trámite de la prisión domiciliaria, ya que aquí tiene el derecho a la libertad provisional bajo caución y no la ha pedido.
Aunque Elba dijo que volverá a pedirle el mismo beneficio al juez Sena, no cambiará en nada la situación de la maestra si se lo conceden o no en definitiva, pues los procesos que son clave para irse a casa son el de defraudación fiscal grave y el de lavado y delincuencia organizada.
Gordillo sólo podrá instalarse en su departamento de Polanco o el del Club de Golf Bosques de Santa Fe hasta que le concedan la prisión domiciliaria en ambos procesos, instruidos por los jueces Noguera Gregoire y Alejandro Caballero Vértiz.
Un fallo favorable en sólo uno de estos asuntos no le sería de utilidad, debe conseguirlo en los dos.
El 6 de febrero de 2015 la maestra cumplió 70 años de edad, el primer requisito que establece el Código Penal Federal para poder solicitar la prisión preventiva domiciliaria.
Durante más de un año Gordillo presentó una sola petición de este beneficio y lo hizo ante el juez Caballero, responsable del caso de lavado y delincuencia organizada, y a quien le pidió irse a un lujoso departamento en Santa Fe.
El año pasado dicho juez y el Primer Tribunal Unitario Penal fallaron en su contra, pero luego el Tercer Tribunal Unitario ordenó reponer el procedimiento, fallo que la PGR solicitó revisar. El caso sigue en litigio.
El mes pasado, más de un año después de la primera solicitud, Gordillo pidió nuevamente el mismo beneficio al juez Caballero, pero esta vez para irse a su penthouse de Polanco.
Por estimar que estaba en litigio su anterior petición, el juez le negó el beneficio. Ahora falta que se pronuncien los otros dos juzgados a los que hizo el mismo requerimiento.