Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 16-Jun .- Un juez federal desechó el amparo que presentó Jorge Serrano Limón contra el fallo que lo tiene sujeto a un juicio por un presunto peculado de más de 25 millones de pesos aportados por la Federación al Comité Nacional Provida, organismo civil que preside.
Augusto Octavio Mejía Ojeda, Juez Tercero de Distrito en Amparo de esta capital, sostuvo que es improcedente la demanda de garantías de Serrano, porque en paralelo litigaba la acusación con un recurso de apelación en un tribunal unitario.
El juez argumentó que el artículo 61 de la Ley de Amparo establece que la demanda de garantías no procede “cuando se esté tramitando ante los tribunales ordinarios algún recurso o medio de defensa legal propuesto por el quejoso que pueda tener por efecto modificar, revocar o nulificar el acto reclamado”.
El Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en esta capital le informó al juez Mejía que el pasado 23 de febrero Serrano interpuso la apelación y que el Sexto Tribunal Unitario Penal la resolvería.
Al corroborarse que había dos recursos atacando en forma simultánea la formal prisión, el juzgador determinó que era improcedente el amparo.
Pese a lo anterior, el presidente de Provida no se conformó con la decisión de Mejía y presentó el recurso de revisión, para que sea un tribunal colegiado quien decida en última instancia si le deben o no amparar contra la imputación.
El pasado 17 de febrero, la PGR detuvo a Serrano Limón y lo internó en el Reclusorio Norte, con base en una orden de aprehensión librada por un supuesto peculado de 25 millones 764 mil 539 pesos.
La acusación, que tiene su origen en una denuncia de la Auditoría Superior de la Federación, señala que en el 2004 desvió las aportaciones federales a Provida previstas para el equipamiento de centros de ayuda para la mujer.
Debido a que el delito no es grave, Serrano salió de la cárcel y lleva su proceso en libertad provisional.