Ángel Charles
Agencia Reforma

MONTERREY, NL 15-Ago.- El Juzgado Segundo de Distrito en Materia Penal negó al ex Gobernador Rodrigo Medina la suspensión definitiva de amparo que el priista promovió para impedir ser detenido.
La decisión de la justicia federal abre la puerta para que la Subprocuraduría Anticorrupción del Estado vuelva a pedir medidas cautelares contra el ex Mandatario, como prohibirle la salida del País.
Sin embargo, la Fiscalía podría solicitar medidas más severas, como la prisión preventiva.
“Esperaremos a que se dé la notificación, pero sí se pedirán medidas cautelares”, dijo anoche una fuentes cercana a la Subprocuraduría, que no precisó que acciones solicitarán.
La resolución fue publicada ayer en el portal del Consejo de la Judicatura Federal y sería notificada a las partes para ver sus alcances definitivos.
Fuentes enteradas del litigio afirmaron que la negativa de la suspensión definitiva se dio porque la audiencia de imputación de cargos contra Medina ya se celebró y no hubo ningún intento de detención.
El 9 de agosto, Medina compareció ante el juez de Control del Estado, Jaime Garza Castañeda, que lo vinculó a proceso únicamente por el delito de ejercicio indebido de funciones y lo “salvó” de las acusaciones de peculado y daño al patrimonio estatal.
Ese día, la Subprocuraduría solicitó como medidas cautelares que se le prohibiera salir del País y que acudiera de forma periódica a firmar ante el juez.
Garza Castañeda descartó la petición argumentando que el priista contaba con una suspensión provisional, protección que el ex Gobernador dejó de contar ayer.