El Tribunal Unitario de Aguascalientes negó el amparo promovido por seis sacerdotes que son investigados por la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por intervenir en la elección estatal de 2016.
Los religiosos reclamaron la citación de un juez de control para la audiencia de imputación que solicitó la Fepade en días pasados por la comisión de un delito electoral.
El artículo 16 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales señala que serán multados aquellos “ministros de culto religioso quienes en el desarrollo de actos propios de su ministerio, presionen el sentido del voto o induzcan expresamente al electorado a votar o abstenerse de votar por un candidato, partido político o coalición”.
Con la negativa de amparo, los prelados deberán acudir a la audiencia.
Después de que panista Martín Orozco obtuvo el triunfo por la gubernatura, el PRI y Morena impugnaron los resultados al acusar una intervención ilegal de la Iglesia antes y durante los comicios.
El propio Tribunal Electoral federal acreditó que la Iglesia actuó de manera ilegal al llamar al voto por el blanquiazul, en represalia a la propuesta presidencial de elevar a rango constitucional el matrimonio igualitario.
Señaló que al Obispo de Aguascalientes, José María de la Torre, por haber violado el principio de laicidad y de separación Estado-Iglesia con la emisión de una carta, que fue leída en algunos templos católicos, en la que pedía votar por los candidatos que antepongan la vida y el matrimonio entre hombre y mujer.