Rolando Chacón
Agencia Reforma

SALTILLO, Coahuila.-  El ex Gobernador Humberto Moreira aseguró no haber recibido dinero de los Zetas, como declaró en un juicio en Texas el testigo Rodrigo Uribe Tapia, a quien descalificó por ser participante en un “talk show” de la televisión hispana en Estados Unidos.

En un comunicado enviado vía correo electrónico a salas de redacción de periódicos en Saltillo y publicado esta mañana en su perfil de Facebook, el ex presidente nacional del PRI califica como “fantasías” los dichos del ex operador financiero de los Zetas.

“No conozco a Rodrigo Uribe, lo único que ahora sé de él es que participó en el talk show ‘Caso Cerrado’ como panelista declarando sobre su vida de ex sicario”, expone Moreira Valdés.

“En la fecha en que asegura que ocurrieron los hechos (año 2011), yo ya no era gobernador de Coahuila. Por tanto, desconozco absolutamente todas las fantasías que se relatan”.

Dentro del juicio en Estados Unidos contra Marciano Millán, acusado de asesinatos en el norte de Coahuila y tráfico de drogas, Rodrigo Uribe declaró que en distintas ocasiones entregó dinero en Saltillo al entonces Procurador de Justicia, Jesús Torres Charles.

El miembro de los Zetas también dijo haberle entregado dinero al menos en dos ocasiones a Vicente Chaires, secretario particular de Moreira, quien luego apareció como dueño de propiedades millonarias en Texas y de medios de comunicación en Coahuila.

“Quieren seguir manchando mi honor y eso no lo voy a permitir, ya basta, no es posible que le crean a un participante en un talk show”, escribió Moreira esta mañana en su perfil de Facebook, junto al comunicado firmado por él.

“Durante mi ejercicio constitucional ningún colaborador me propuso algo impropio. Contestaré como siempre con la ley en la mano todas las falsedades publicadas acerca de este caso”.

Del mismo modo en que contestó en España en enero de este año, cuando estuvo detenido por acusaciones de lavado de dinero y otros delitos, Humberto Moreira rechazó su relación con los Zetas, culpables de asesinar a su hijo en Ciudad Acuña en octubre del 2012.

“Basta ya de querer vincularme con quienes mataron a mi hijo”.