El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Salvador Sebastián Mauricio, expresó un firme “ya basta” en la apertura de antros en el centro de la ciudad. Consideró que ya están fuera de control y su operación está deteriorando rápidamente el equipamiento urbano citadino.
“Las autoridades de la presidencia municipal deben considerar, y no lo están haciendo, que aún viven numerosas familias en esa zona de la ciudad quienes ya no soportan el ruido, las constantes riñas, la inseguridad, y los daños que ocasionan personas alcoholizadas que acuden de jueves a domingo a esos lugares, de los que no hay un control estricto en su operación”.
Indicó que se cuenta con las primeras 60 firmas de igual número de familias y comerciantes afectados por los antros en el centro de la ciudad, que acompañarán un escrito dirigido al Ayuntamiento para que frene la apertura de más antros y en donde se les pida también que haya un estricto control en el cumplimiento de reglamentos y seguridad pública en esta zona. El escrito estará apoyado por la Canaco.
Señaló que desafortunadamente la autoridad municipal afirma que no ha dado ningún permiso nuevo y que están operando el mismo número de licencias de este tipo, pero no cumplen con la normatividad. Puso como ejemplo la instalación de antros a pocos metros de planteles educativos y de templos, en donde se supone no deberían operar estos antros.
Pidió, además, que los regidores promuevan reformas a los reglamentos y códigos municipales, para dar verdadero orden a estos establecimientos, ya que las autoridades afirman que lo único que hacen es cumplir con lo ya estipulado, pero si esto no brinda seguridad a los ciudadanos, entonces deben cambiarlo para dar verdaderamente orden a este fenómeno que ya está fuera de control.
“Es el crecimiento desbordado de muchos pequeños antros en calles de la ciudad, impera el desorden, las riñas, el maltrato del equipamiento urbano, recientemente remodelado y ya es un problema que está afectando la imagen de Aguascalientes”, afirmó.
Indicó que estos antros nuevos que se están instalando, están empleando permisos que estaban por ahí “durmiendo” y que ahorita que vieron la oportunidad de esta nueva etapa de crecimiento de antros, aprovechan para seguir abriendo más negociaciones de éstas, propiciando una situación en la que los comerciantes del centro no están de acuerdo por el desorden que generan.
Propuso dar orden mediante un proyecto turístico en donde se estimule un turismo saludable, que incluya sus tres pueblos mágicos, pero para ello, antes deberá establecerse control en el centro de la ciudad, comenzando por retirar los permisos que no cumplan con la normatividad.