Ni huevo, leche, orina o café son antídoto para el veneno de alacrán

Es peor el remedio que la enfermedad: ALCA

Ni el ajo, el huevo, la leche, el café, la orina, o peor aún, el excremento humano, son antídotos para el veneno de alacrán, advirtió el Dr. Alfredo Luis Chávez Haro, encargado del Centro Anti-alacrán en León, al señalar que muchas veces estos casos se agravan o llegan a la muerte por la creencia de que alguno de estos remedios caseros contrarresta el veneno de este animal.

Aclaró, además, que el color del alacrán no determina la peligrosidad del mismo como muchos creen.

Asimismo, informó que en la entidad, el municipio de Calvillo es donde se albergan la gran mayoría de los ejemplares con los que cuenta Aguascalientes, esto se debe al clima y vegetación de la zona; “en ese municipio hay de dos tipos, uno es venenoso y el otro no”, explicó.

El experto refirió que aunque se pudiera creer que todos son venenosos, de las 220 especies que existen en el país, sólo 8 son peligrosos para los humanos.

Resalta que la ponzoña que poseen la usan para paralizar a sus presas y comerlas incluso vivas, “es por eso que un alacrán no va andar tirando su veneno, pues le hace falta para sobrevivir”.

Asimismo, dijo que existe la creencia de que cuando se es “corajudo”, el veneno de alacrán no surte ningún efecto en la víctima, cosa que dijo, sólo es una fantasía.

Finalmente, exhortó a la población a omitir todas esas erróneas creencias en cuanto a los remedios caseros, y en caso de ser víctimas de una picadura de alacrán, acudir de inmediato a recibir atención médica y, de ser posible, llevar el ejemplar.