GUADALAJARA, Jalisco.- Raúl López tuvo que ir a despedirse de sus ahora ex compañeros de Chivas, porque a la fecha nadie de la directiva rojiblanca le dijo adiós o le dio las gracias por los años que estuvo en el Rebaño.

El ahora jugador del Pachuca acudió hoy a Verde Valle, indicando que nadie de la directiva le informó de su salida, ya que se enteró por redes sociales que fue vendido a los Tuzos.

“Nadie me avisa, solo me doy cuenta en Twitter de la Liga que fue compra definitiva, ahí hablo con mi representante y me dice que fue compra definitiva”, explicó el “Dedos” al momento de abandonar las instalaciones rojiblancas.

“No he hablado con nadie, no ha hablado nadie conmigo de la directiva de Chivas, parece que no van a hablar, entonces contento y agradecido con esta institución que me ha dado todo, y sólo tengo palabras de agradecimiento”.

Con contrato vigente, López pudo hacer lo que ahora Omar Bravo está haciendo (negarse a cambiar de equipo), sin embargo, prefirió evitar problemas con el club que lo vio nacer como futbolista.