Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-May .- El interés de Joaquín “El Chapo” Guzmán es irse a los Estados Unidos, pero sólo acelerará su entrega en forma voluntaria si consigue un buen arreglo con el Departamento de Justicia, dijo su abogado José Refugio Rodríguez Núñez.
En entrevista, el litigante expuso que su estrategia legal seguirá dos caminos simultáneos: por un lado, litigará contra la extradición con amparos que podrían tardar de uno a tres años en resolverse y, por otro, buscará una negociación con los estadounidenses.
“No descuidamos (ninguna de las dos), la última noticia que tuve de Joaquín fue que viéramos aquella opción, a Joaquín le interesa enfrentar la justicia de Estados Unidos y no se va a suspender ninguna vía.
“Se van a seguir dos caminos y si se logra algún arreglo, nos desistiríamos de los juicios de amparo y se iría a Estados Unidos”, dijo Rodríguez Núñez.
El litigante comentó que espera que a principios de la siguiente semana obtenga la copia de las resoluciones dictadas ayer por la Secretaría de Relaciones Exteriores, para estudiarlas y presentar a inicios de junio los dos amparos contra las órdenes de extradición.
Cuestionado sobre el tiempo en que se resolverían las demandas de garantías, considerando que incluso podrían llegar hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el abogado respondió que “no antes de un año, de uno a tres años o más”.
“En este momento, él no puede ser extraditado porque tenemos dos suspensiones de plano que impiden llevárselo fuera de procedimiento legal, o sea, antes de que se cumplan los 30 días que tenemos para presentar un amparo contra Relaciones Exteriores”, indicó.
Rodríguez dijo que las determinaciones de la Cancillería, en el sentido de que “El Chapo” debe ser extraditado, son parte de los escenarios que ya tenían previstos en la defensa legal.
Descartó que tanto los jueces federales como ahora la SRE dictaran sus opiniones y determinaciones en forma acelerada, pues dijo que “están dentro de los tiempos normales”.
La Cancillería ha concedido la extradición del capo sinaloense para que sea juzgado en la Corte Federal del Distrito Sur de California, en San Diego, por asociación delictuosa para importar y poseer cocaína con la intención de distribuirla.
Y también en la Corte Federal del Distrito Oeste de Texas, en El Paso, por asociación delictuosa, delincuencia organizada, posesión e importación de cocaína, lavado de dinero, posesión de armas de fuego, fomento del narcotráfico y homicidio.
En este último caso, los estadounidenses entregaron una carta compromiso al Gobierno de México para garantizar que no le impondrán a Guzmán ningún castigo inusitado por el delito de homicidio, como puede ser la pena de muerte.