Demanda el presidente del Colegio de Contadores Públicos, Antonio Rodríguez Silva, que las unidades del Instituto Mexicano del Seguro Social, no cuentan con el personal ni médico ni administrativo adecuado y se rehúsan a contratar más para regular la falta de atención que padecen los derechohabientes, además de que las farmacias sufren desabasto o bien buscando lo más barato, este organismo cambia de laboratorio proveedor cuyas fórmulas son, incluso, dañinas para los pacientes.

“No se quiere contratar a más en controles administrativos para regular estas situaciones, se ha llegado al caso en dependencias de salud que se les deja en manos a dos o tres personas toda la responsabilidad de las adquisiciones”, subrayó el contador.

En cuanto a los medicamentos, señaló que debieran de registrar primero si estos cumplen con lo necesario para incluirlos en las farmacias del IMSS y así evitar un daño físico a los pacientes que lo consumen.

Sostuvo que estas situaciones se presentan porque el personal no cuenta con la capacitación necesaria ni el equipo requerido para ello, “si tuvieran una planeación adecuada, si tuvieran un equipo de trabajo en sus áreas administrativas, y si se pudieran atender estas demandas, creo que no tendríamos desabasto, no tendríamos que enfrentar demandas”.

Finalmente, aseguró que es tarea de todos los organismos que albergan profesionistas como lo es el Colegio de Contadores, exigir a las autoridades servicios y medicamentos de calidad, pues al fin de cuentas una parte del salario de los trabajadores se destina a este sector y ellos merecen una atención digna.