La señora Juana de Luna Torres fue diagnosticada con cáncer mamario, si bien es derechohabiente del IMSS como beneficiaria de su esposo, no pudo ser atendida ya que al presentarse a consulta ante sospecha del tumor, se dio cuenta que había sido dada de baja.
El diagnóstico fue confirmado en atención médica particular, y ante la urgencia de retirarle el nódulo mamario, el proceso se realizó en nosocomios particulares, sin embargo, la familia no cuenta con el recurso necesario para solventar los altos gastos, indicó su hija Verónica Hernández de Luna.
“En noviembre ella empezó con ardor en uno de sus senos, acude al Seguro y se da cuenta que la dieron de baja, al parecer cuando hubo cambio de clínica se traspapeló su archivo, y tratamos de arreglar, pero en el momento no la pudieron atender; siguió con la molestia por eso se tomó la decisión de llevarla por fuera a revisión”, detalló.
A través de Cáritas pidió el apoyo para que su madre pueda salir adelante, y es que no bastó con las dos intervenciones realizadas, pues ha sido necesario someterla a 33 sesiones de tratamiento de radioterapia, cuyo costo supera los 80 mil pesos.
Recalcó que es de vital importancia realizarle este tipo de procedimientos, de lo contrario de nada servirá el haberle retirado el nódulo mamario y parte de los ganglios linfáticos axilares, a donde se extendió el tumor, ya que se corre el riesgo de que el tumor reaparezca en este sitio, o haga metástasis en otra parte del cuerpo.
“Resulta que su cáncer es agresivo, tratamos de que se le diera de alta en el IMSS por mi hermano, pero no cubría todo lo del cáncer, por lo cual tuvimos que hacerlo por fuera. Todos los gastos han sido muy fuertes, nadie tenemos dinero, hemos pedido prestado para pagar las dos cirugías que se le hicieron, y los medicamentos que ha ido necesitando, pero faltan estas radioterapias que no se le pueden suspender y son 82 mil pesos”, indicó.
Verónica explicó que finalmente lograron que la volvieran a dar de alta en el IMSS, por lo que confían en que concluido el tratamiento, le puedan dar seguimiento en el instituto, ya que su madre requerirá posteriormente de 12 quimioterapias para seguir combatiendo el cáncer.
Cualquier ayuda que se pueda ofrecer a este caso, se agradece sea dirigida a Cáritas ubicada en Emiliano Zapata #202 zona Centro, en el teléfono 916 19 82, o directamente con los familiares de la paciente en los teléfonos 449 349 57 82, ó 913 25 50.