Nadie nos enseña a ser buenos ciudadanos; debido a la poca formación de valores que se da en el seno familiar, urge que se creen políticas públicas al respecto, con la finalidad de priorizar la paz, a través de la enseñanza de resolución de conflictos, apuntó el activista, Rodolfo Gutiérrez Medel, fundador de “Haciendo Eco”, quien fue seleccionado para participar en el Parlamento Juvenil de México, que organizó la UNESCO en la capital del País, como representante de la entidad.
En ese sentido, el también fundador del Museo del Pueblo, presentó una propuesta para modificar el artículo tercero constitucional, que habla sobre educación; trata sobre insertar la educación para la paz, con la finalidad de trabajar para la no violencia, promover diferentes valores de la tolerancia, el respeto y los derechos humanos.
“Está encaminada a incluir en la currícula de educación básica diferente material para la educación para la paz, como es el caso de formación cívica y ética; en ese sentido estamos abordando la temática de la UNESCO, México ha firmado muchos tratados internacionales en el sentido de la cultura de la paz, introducir los medios alternos de resolución de conflictos, en ese mismo tenor, debería de tener mínimo una materia en cada ciclo escolar y grado, así como debió ser formación cívica y ética. Si bien esta materia forma ciertos valores ciudadanos, lo que está buscando la educación para la paz, es que se inculquen ciertos valores para la convivencia social”, explicó.
Gutiérrez Medel recalcó que realmente a México le hace falta una buena reestructura en sus planes y programas de estudios, eso es algo latente, y la cultura de la paz lo que previene es la cultura de la no violencia, buscar métodos alternos para resolver conflictos.
Precisó que lamentablemente como ciudadanos no sabemos tomar decisiones, claramente derivan de ello las consecuencias en materia electoral, en materia penal; enfatizó que no hay una sola materia en la currícula en donde se nos enseñe a tomar decisiones, a resolver de la mejor manera los conflictos.
“Llevamos materias que son de un tronco común, de cultura general como matemáticas, física, pero no tenemos ninguna cultura que nos enseñe a ser buenos ciudadanos. Esta nueva materia va en el sentido de que si no sabes tomar una decisión, votas por cualquier candidato que posiblemente te llevó al voto; si no tienes una buena toma de decisiones no sabes siquiera qué estudiar; si no sabes tomar decisiones te suicidas. La cultura para la paz también previene conflictos en las escuelas, como lo es el bullying, porque si supieran resolver conflictos, a los jóvenes no les afectaría el que el otro compañero esté gordito o que sea ñoño”, señaló.