MONTERREY, N.L.- Tigres está perdiendo la fiereza en el peor momento del torneo.
Otro error de Nahuel Guzmán le costó a los regios caer 2-0 con Necaxa, para ligar tres juegos de Liga sin ganar y dos derrotas.
Tigres no las trae consigo y su arquero cometió un nuevo yerro que costó otro tanto, el tercero en dos juegos (tuvo dos en la derrota ante León la jornada pasada) y el primero del partido de anoche, mismo que le dio confianza y tranquilidad al rival, que ligó su octavo partido sin derrota y le propinó a los universitarios el primer descalabro en casa.
Tigres recibió dos goles para sumar cinco en dos partidos, la zaga ha perdido poder y la ofensiva no despierta, anoche se fue en blanco y André-Pierre Gignac agudizó su pelea con el gol, pues sólo ha metido uno en siete partidos.
La derrota dejó a los universitarios con 23 unidades y anoche cayeron al tercer puesto.
En el segundo lapso Necaxa parecía estar acorralado, Tigres jugaba mejor, pero entonces vino el error de Nahuel.
Edson Puch comandó una contra por izquierda y llegó hasta al área, donde se quitó a un zaguero y retrasó a Espíndola, quien sacó un disparo que parecía fácil para Nahuel, pero el arquero soltó el balón, y el chileno Puch lo picó para quitarse al portero y de zurda anotó para silenciar el estadio.
Aunque Tigres lo intentó después, nunca tuvo fuerzas para igualar y Necaxa no perdonó. Bryan Beckeles realizó un saque de banda en territorio felino al 82, Espíndola tomó el esférico y de media vuelta se llevó a Pizarro y Rivas, entró al área y disparó cruzado de zurda para anotar el segundo, dejando de nuevo en silencio el Universitario.