Después del reciente triunfo en contra de Tigres, la mañana de este lunes, Club Necaxa reanudó el trabajo en casa club y el equipo ya prepara la siguiente jornada donde reciben al conjunto de Veracruz; el entrenador de los Rayos, Alfonso Sosa atendió a los medios de comunicación: “Los partidos se tienen que jugar, sabíamos que Tigres era un rival muy complicado de vencer, sobre todo en su casa, pero la confianza que se va generando a través del funcionamiento y de los resultados para nosotros son fundamentales”.

Dejando atrás el tema de Tigres, Sosa habló sobre el encuentro contra los Tiburones y aseguró: “Ya no hay partido cómodo, ya no hay partidos fáciles, independientemente del rival que tengamos en frente, cada uno tiene necesidades distintas y eso aumenta el grado de dificultad de cada uno de los partidos, hay que tomarlos con mucha seriedad, particularmente nosotros cuidamos todos los detalles, Veracruz es un equipo que utiliza mucho el juego aéreo, el juego por los costados, la pelota parada, todos los rivales nos obligan a estar alerta, Veracruz quizás no esté pasando su mejor momento, pero tenemos que hacer un partido inteligente y hacer pesar nuestra casa.

Sobre el momento que vive Necaxa, el timonel dijo que no han llegado a su mejor nivel: “Todavía podemos mejorar, no hemos ganado absolutamente nada, hay muchas cosas por resolver, la exigencia sigue siendo seguir mejorando día a día tanto individual como colectivamente y por supuesto cerrar de una forma importante el torneo”.

Para finalizar, de cara a la recta final del torneo y al ser cuestionado sobre los objetivos del Club, puntualizó: “En base al trabajo, el equipo está donde merece estar, nosotros hemos establecido metas, queremos hacer cosas importantes, pero somos realistas y el objetivo es muy claro: mantener la categoría, si eso te permite llegar a una liguilla o clasificar a alguna competencia internacional, bienvenido sea, sin embargo, tenemos los pies en la tierra y vamos paso a paso”.