No hay medicamento o vitamina que prevenga el deterioro de la memoria, por lo que aquellos que se anuncian prometiendo lo contrario, están faltando a la verdad, informó la geriatra Jazmín Pozos López; debido al comportamiento poblacional, en pocos años los problemas de demencias en adultos mayores serán un verdadero reto, destacó, pese a ello ni el sector médico y mucho menos la sociedad, están preparados para saber cómo manejarlos.
“Hasta el momento no hay ningún fármaco que compruebe que puede prevenir la perdida de la memoria, no funcionan y pueden dar efectos adversos a personas de edad avanzada”, aseguró la especialista.
La demencia más recurrente en adultos mayores es y seguirá siendo el Alzheimer, es una enfermedad relacionada con el envejecimiento; se refiere a una alteración del estado mental, característicamente de la memoria, es una alteración o una perdida de las capacidades mentales, detalló Pozos López.
Esta demencia es progresiva, al principio el paciente sólo olvida algunas cosas, después ya no puede salir a la calle porque no sabe cómo regresar a casa, incluso llega a desconocer a familiares o deja de recordar cómo bañarse, comer y vestirse.
En cuestión de los tratamientos que existen para esta enfermedad, no son muy alentadores, en una escala del cero al setenta, funcionan sólo en cuatro puntos, “hasta el momento los medicamentos que tenemos para esta enfermedad son por demás deficientes, aunque hay muchos tratamientos en estudio que podría significar un gran avance en el tema”, aseguro la geriatra.
Por otra parte, recomendó a la población en general que empiecen a cuidar su salud desde temprana edad, atendiéndose oportunamente problemas como diabetes, triglicéridos, teniendo una buena dieta, haciendo ejercicio físico, además de ejercitar la mente, con lectura y nuevos idiomas, esto puede prevenir este tipo de patologías.