Nada de excesos

CDMX.- Gracias a un consejo que le dio su padre, José María Napoleón se ha mantenido alejado de los excesos que hay en el medio artístico y ha logrado seguir vigente en el panorama musical.
“Siento que, en nuestra carrera, es muy peligroso abrazar momentos que no debemos. Claro que me gusta tomarme una copa de vino. Claro que disfruto una cerveza con mi familia, y claro que es hermosísimo degustar en una comida, con los amigos.
“Pero mi padre me enseñó muchos dichos, porque se guiaba por la poesía y la lectura. Él decía: ‘Hijo, poquito para hacerlo toda la vida’. Entonces, evidentemente, he cuidado la mediana voz que tengo, no yendo más allá de donde sé que debo estar”, dijo.
El cantante presumió ayer el Disco de Oro, por 150 mil copias vendidas, que consiguió Vive, su más reciente álbum, que presentará el 11 de septiembre, en el Auditorio Nacional.
Éste cuenta con nuevas versiones de sus éxitos y duetos con talentos jóvenes, como María José, Mon Laferte, Luis Navejas, de Enjambre, y hasta su hijo José María, con quien lanzó su más reciente sencillo, “Hombre”.
En el álbum también hay colaboraciones con amigos que ha hecho en sus 46 años de trayectoria, como Manoella Torres, Yuri y Beto Zapata, de Grupo Pesado, quien cubrió la ausencia de Joan Sebastian en el tema “30 Años”. (Manuel Tejeda/Agencia Reforma)