Lamenta el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Luis Graue Wiechers, que sea en cultura y artes donde se mutile más el presupuesto, por considerar que no tiene un impacto social, cuando son aspectos que aportan en gran medida a la economía del país, y sobre todo a la preparación de los pueblos. Enfatizó que de contar con un paupérrimo porcentaje del 1.0% del PIB para este eje transversal, se disminuyó en este año a 0.9% del PIB, mientras que aporta más del 2.5%.
“México es un país con grandes desigualdades, aunque a lo mejor en Aguascalientes no se sienta tanto, pero es una situación que nos duele a todos los mexicanos; es en este contexto social y económico en el que nos desarrollamos en donde siempre están estas mentes financiero-tecnocráticas, con el deseo de recortes presupuestales y que con frecuencia suceden, aunque creen que con menor impacto social en la cultura”, señaló.
Durante su visita al Museo Espacio de la Ciudad de Aguascalientes, el catedrático enfatizó que se desdeña la inversión en el área, por lo que ante la mínima inversión del presupuesto nacional, dijo que es forzoso insistir y levantar una y otra vez la voz para que el recurso federal se distribuya de manera más equitativa en aspectos fundamentales como la educación, para la cultura y las artes.
“No va a ser una cosa sencilla, porque la tentación está ahí en repetir el numerito de disminuir los porcentajes, pero habrá que decirles que no es posible; México tiene que seguir creciendo porque la cultura y las artes son parte de la estabilidad social. Uno aprende a través de las artes a imaginar, a pensar, y a soñar que puede uno ser distinto”, destacó.
El rector de la Máxima Casa de Estudios indicó que las artes forman parte del tejido social, ya que conforman la expresión de la cultura y arte de nuestro País; dijo que esa parte, además, deja ingresos.
“De acuerdo a los datos del INEGI que revisé al 30 de julio de 2016, el sector cultural en México dejó el 2.8% del Producto Interno Bruto, y destinamos nada más 0.9%; es decir que sí es un sector muy productivo y ha generado más de un millón 250 mil empleos. La cultura y las artes no pueden y no deben disminuir su presupuesto, y particularmente un estado como éste”, enfatizó.
Destacó que la UNAM requiere de más recursos, pero se negó a decir el monto necesario para que no se trunquen sus programas.