José de Jesús López de Lara

Un hombre fue torturado y asesinado a golpes y, posteriormente, su cadáver arrojado a una presa ubicada en el municipio de Cosío, Aguascalientes.
El cuerpo de la víctima ya se encontraba en avanzado estado de descomposición, por lo que se presume que tiene entre 6 y 10 días de haber fallecido.
Fue localizado en el embalse de la Presa “Natillas” que se ubica en el municipio de Cosío. Se encontraba completamente desnudo y amarrado con un mecate a la altura de las rodillas, a una piedra que aparentemente fue utilizada para evitar que el cadáver flotara.
No fue así y este viernes fue encontrado flotando en la presa, por lo que más tarde Bomberos Estatales se dieron a la tarea de rescatar el cuerpo.
Hasta el momento la víctima se encuentra en calidad de desconocida, por lo que se le trasladó al Servicio Médico Forense (Semefo) en espera de poder identificarlo.
Fue poco después de las 12:00 del día del viernes, cuando se reportó al Servicio de Emergencias 911, que había sido localizado el cadáver de una persona del sexo masculino, en el interior de la Presa “Natillas” que se ubica en el municipio de Cosío, Aguascalientes.
Inicialmente, se presumió que esta persona había fallecido al caer accidentalmente de la cortina de la presa.
Hasta el lugar de los hechos llegaron policías preventivos de Cosío y policías estatales, así como una ambulancia del ISSEA, cuyos paramédicos se percataron que el hombre no había muerto por caída, sino que se trataba de un crimen.
Y es que el cadáver de la persona del sexo masculino estaba desnudo, en el interior de la presa y boca-abajo, amarrado con un mecate a la altura de las rodillas, a una enorme piedra.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, se solicitó la presencia de personal de la Fiscalía General del Estado.
Hasta el lugar de los hechos llegaron agentes del Grupo Exterior “Cosío” y de la Unidad Especializada en Homicidios de la PME, así como el equipo forense de la Dirección de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
De igual forma acudieron Bomberos Estatales quienes se dieron a la tarea de rescatar el cadáver del desconocido, el cual a simple vista se le apreciaba un fuerte golpe en la cabeza.
Debido al avanzado estado de descomposición en que se encontraba el cuerpo, se presume que tiene entre 6 y 10 días de haber fallecido.
Agentes del Grupo Avante de la PME investigaban en sus archivos de personas reportadas como desaparecidas, si existía alguna que coincidiera con las características del hombre encontrado muerto, a fin de tratar de identificarlo.