José de Jesús López de Lara

Una estudiante de 8 años murió en el Hospital Hidalgo, poco después de ser atropellada por una camioneta Voyager que era conducida a exceso de velocidad por una mujer.
La niña cruzó la calle corriendo y sin precaución, frente a la escuela primaria que se ubica en el fraccionamiento Pozo Bravo.
Quien murió en el Hospital Hidalgo a consecuencia de las graves lesiones que sufrió, fue la niña de nombre Wendy, de 8 años, quien vivió en el fraccionamiento Pozo Bravo.
El fatal accidente automovilístico se registró el pasado lunes aproximadamente a las 18:20 horas, en la calle Pozo de la Cruz y frente a la escuela primaria “Plan de Iguala”, que se ubica en el fraccionamiento Pozo Bravo.
De acuerdo a la versión de una testigo que caminaba por la calle Pozo de la Cruz, observó a la distancia a un grupo de alumnas que estaban jugando frente a la escuela primaria “Plan de Iguala”, pero en la banqueta del lado contrario.
Agregó que poco antes de llegar a la entrada de dicho plantel educativo, observó que una de las niñas comenzó a correr, pero al tratar de cruzar la calle en sentido de norte a sur, precisamente en dirección hacia la escuela primaria, lo hizo sin ninguna precaución y fue atropellada por una camioneta Voyager, color rojo y placas de Aguascalientes.
La camioneta que era conducida por una mujer identificada como Ma. Antonia, circulaba por la calle Pozo de la Cruz en dirección de poniente a oriente.
Por lo repentino de los hechos, la conductora no alcanzó a aplicar los frenos e impactó violentamente a la escolar con la parte frontal de la camioneta, proyectándola varios metros hacia el frente.
La niña quedó inconsciente tirada en el suelo, por lo que la conductora Ma. Antonia se estacionó metros más adelante y descendió de la camioneta para ayudar a la escolar.
Minutos después llegaron al lugar del atropello una ambulancia de Bomberos Municipales y patrullas de la Policía Vial.
Mientras que la niña Wendy era trasladada a recibir atención médica al Hospital Hidalgo, la conductora fue detenida y conducida al edificio de la Dirección de Investigación del Delito, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público de Hospitales.
Horas más tarde, personal de Trabajo Social del Hospital Hidalgo, reportó a la Policía Ministerial del Estado sobre la muerte de la escolar.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron a dicho nosocomio los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.
Cabe destacar, que vecinos y padres de familia, habían solicitado desde hace tiempo que se instalaran unos “topes” frente a la escuela primaria, ya que los vehículos pasaban a exceso de velocidad y podían provocar algún accidente, pero nadie escuchó sus reclamos.