José de Jesús López de Lara

Una espantosa muerte sufrió un automovilista, que al desplazarse a exceso de velocidad en su coche Mini Cooper sobre avenida Aguascalientes Poniente, al llegar a la altura del fraccionamiento Los Sauces perdió el control y tras salirse de la cinta asfáltica cayó a un desnivel de aproximadamente 10 metros de profundidad.
Luego de casi dos horas de intensas labores, Bomberos Municipales lograron rescatar el cadáver y el destrozado automóvil.
La tragedia se registró el domingo poco después de las 03:00 de la madrugada, en la avenida Aguascalientes Poniente y cruce con avenida Fundición, a la altura del fraccionamiento Los Sauces.
El automovilista muerto fue identificado como Rogelio, quien contaba con 39 años y vivió en la calle Rincón del fraccionamiento San Marcos.
Al momento del accidente esta persona conducía un coche Mini Cooper, modelo 2012, color blanco con toldo negro y placas de circulación de Aguascalientes.
Al lugar del trágico accidente automovilístico llegaron varias patrullas de la Policía Preventiva y de la Policía Vial, así como unidades de Bomberos Municipales de Aguascalientes y la ambulancia ECO-340 del ISSEA.
En el fondo de un desnivel de aproximadamente 10 metros de profundidad, quedó volcado el destrozado automóvil Mini Cooper, mientras que en el interior quedó prensado el cadáver del conductor.
Tras intensas labores que se prolongaron por casi dos horas, finalmente los Bomberos Municipales rescataron el cadáver de Rogelio y posteriormente sacaron del fondo del desnivel su coche.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron a la escena del accidente los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Se estableció que al momento de los hechos, Rogelio se desplazaba a exceso de velocidad por la avenida Aguascalientes Poniente, en dirección de norte a sur, a bordo de su coche Mini Cooper.
Al pasar el semáforo que se ubica en el cruce con la avenida Fundición, perdió el control del volante y se proyectó hacia su derecha.
Luego de salirse de la cinta asfáltica, se impactó de manera brutal contra un poste de concreto de la CFE que estuvo a punto de derribar desde su base, para después caer a un barranco de aproximadamente 10 metros de profundidad, donde terminó volcado el automóvil y su conductor atrapado en el interior.
Empleados de una gasolinera que se ubica a poca distancia del accidente y otros automovilistas, fueron los que reportaron los hechos a los servicios de emergencia.