Municipio no tiene con qué invertir en video-vigilancia

No sólo se requiere de mayor equipamiento para video-vigilancia, el 30% de las cámaras existentes requieren ser reemplazadas, sin embargo, el recurso para ello proveniente del Fortaseg no ha sido autorizado por la Federación, reconoció el alcalde Juan Antonio Martín del Campo; confió en que la siguiente administración cumpla con la promesa de invertir en dicho rubro, para contar con un C5 y mayores herramientas en la materia.

“No nos han autorizado el recurso, tenemos nosotros que hacer mantenimiento y la renovación de algunas cámaras que ya no están en funcionamiento; son más de 80 cámaras las que tenemos, aproximadamente el 30% ya no está funcionando, o su calidad es muy mala que no se alcanzan a ver los rostros de algunas personas, o las placas de algunos vehículos, por lo tanto tenemos que hacer ese reemplazo poco a poco. En este año tenemos considerado poder reemplazar 30 cámaras; escuché a los candidatos, quienes hoy son ya electos, que iban a invertirle precisamente en un C5, eso es muy bueno, muy positivo y ojalá que realmente lo hagan desde el primer año”, resaltó.

El primer edil subrayó que la segunda partida del Fortaseg que consiste en aproximadamente 34 millones de pesos sería destinado a la adquisición de uniformes, capacitación, y al menos para la renovación de las 30 cámaras, por lo que se espera que lleguen en el mes de octubre como se tiene programado.

“Como están los recursos, no creo que nos lleguen más de lo que ya está estipulado, de hecho, en esta semana estamos citados a la Secretaría de Hacienda para ver que no exista ningún otro recorte; entre jueves o viernes estaremos por allá en México, esperemos que no haya algún otro recorte”, precisó.

Sin embargo, el mandatario municipal recalcó que el proyecto integral de video-vigilancia no podrá concretarse; las 200 cámaras colocadas en diferentes puntos de nuestra ciudad, tienen la finalidad de contar con lector de placas y el objetivo era instalarlas en puntos rojos o puntos críticos, por lo cual se espera que la siguiente administración le dé seguimiento.

“Creo que no tenemos que relajarnos absolutamente nada, al contrario, creo que es el tiempo y el momento para poder reforzar y si nosotros hacemos algo de lo que es infraestructura, ojalá que las próximas administraciones realmente le puedan estar aportando a esto”, señaló.

Por otra parte, Martín del Campo aseguró que está garantizado el pago de aguinaldos y en su caso liquidaciones a los trabajadores que vayan a terminar su contrato con el cierre de la administración; para ello dijo que se cuenta con recursos por 40 millones de pesos.

“Tenemos el presupuesto, creo que eso lo estaremos depositando los primeros días de diciembre o últimos del mes de noviembre, por eso la importancia de estar en Hacienda para que no trastoque ninguna partida sobre todo lo que es el capítulo 1000 en este caso con los trabajadores”, destacó.