Alan Miranda 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 14-Sep .- La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) impuso una multa de 63 millones de pesos y varias medidas correctivas al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) tras determinar que desde 2006 ha limitado la competencia en el mercado de taxis autorizados.
La falta consiste en haber otorgado un trato preferencial a las empresas de taxis que ya operan en el aeropuerto y discriminado a posibles nuevos operadores.
El órgano regulador consideró que el AICM tiene poder sustancial, pues es el único que puede otorgar permiso para ingresar al área federal.
Para prestar el servicio de taxis en este recinto, primero es necesario contar con una autorización de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y, en segundo lugar, se requiere celebrar un contrato de acceso a la zona federal.
La Comisión encontró cláusulas discriminatorias en los contratos con las empresas de transporte.
Una de ellas sostiene que sólo pueden aumentar el número de unidades en servicio aquellas empresas o asociaciones que ya estén en operación, y, en caso de subasta pública para aumentar los taxis, las existentes tendrían preferencia.
La segunda señala que el aumento en el número de unidades se haría de manera proporcional a la flota que ya tuvieran esos agentes económicos.
Asimismo, la Cofece halló descuentos de entre 20 y 35 por ciento a las agrupaciones de transportistas en el pago de la contraprestación por tener acceso al aeropuerto, sin que éstos estuvieran basados en una metodología.
Aunque el AICM solicitó terminar de manera anticipada el procedimiento, la Comisión consideró que la falta subsistía, por lo que decidió imponer esta multa de 63 millones de pesos ‘el máximo monto posible’ e imponer algunas condiciones.
La primera es suprimir las cláusulas restrictivas de los contratos o convenios existentes.
Otra medida será la obligación de llevar a cabo licitaciones cuando se otorguen nuevos contratos para el ingreso a la zona federal o el aumento de unidades en servicio. Estos procedimientos deberán contar con el aval de la propia Cofece.
Además, se establecerán reglas claras para el otorgamiento de descuentos en los pagos de la contraprestación por acceso a la zona federal.