Alberto Bortoni
Agencia Reforma

Cuando una armadora presenta un vehículo de producción en SEMA es casi seguro que se trata de un vehículo con alguna característica visual y mecánica interesante. Autos como el Corvette Z06 C7.R; un auto de edición especial del que se fabricarán 650 unidades y cuyos números de serie iniciarán con el 700001.
Este modelo parte del Z06, el auto del máximo desempeño de Chevrolet y que es capaz de competir con los más avanzados superdeportivos europeos.
El motor es un V8 de 6.2 litros supercargado. Según la información oficial, genera cerca de 650 caballos de fuerza y 650 lb-pie de torque. Su aceleración de 0 a 100 Km/h está por los 3 segundos para la versión automática y poco más de 3.2 para la versión manual de siete velocidades.
No nada más es rápido acelerando, cambiando de dirección la marca asegura que puede generar una aceleración lateral de cerca de 1.2g. Y en cuanto al frenado, todos los C7.R contarán con el paquete Z07 de alto desempeño, que incluyen frenos cerámicos fabricados por Brembo y neumáticos Michelin PS Cup 2, así que la desaceleración rápida y controlada está prácticamente garantizada.
Chevrolet ha sacado esta versión del Z06 como reconocimiento al programa de competencia Corvette Racing, de donde la marca asegura ha tomado mucha de la tecnología y experiencia en el desarrollo del nuevo Z06.
En cuanto a la estética, el C7.R contará con algunos gráficos especiales en los costados y en el cofre; unos rines con una pequeña línea en la periferia en amarillo, mordazas pintadas en amarillo, un spoiler delantero en fibra de carbón y algunos otros detalles que lo distinguirán del Z06 convencional.
Y, si bien este Z06 es una producción limitada que no estará disponible fácilmente, mucho o prácticamente todo el equipamiento con el que cuenta puede integrarse en un Z06 de producción normal. Y el rendimiento o desempeño del Z06 normal era ya mucho.