Adriana Alatorre
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 25-Mar .- El número de muertes relacionadas con la influenza en la actual temporada llegó a 375, de los cuales 278 corresponden a la cepa A H1N1.
No obstante, el contagio de la enfermedad dio muestras de desaceleración en la última semana.
De acuerdo con el Informe Semanal de Vigilancia Epidemiológica difundido ayer por la Secretaría de Salud (Ssa), el número de casos confirmados de influenza desde octubre del año pasado llegó esta semana a 8 mil, 10.5 por ciento más que en el reporte previo.
Hasta el cierre del informe, sin embargo, no se habían notificado nuevos casos ni decesos en la semana del 20 al 24 de marzo.
Según los registros de la Dirección General de Epidemiología de la Ssa, el pico de la temporada tuvo lugar entre el 14 de febrero y el 5 de marzo, periodo en el que se confirmaron 4 mil 539 enfermos y 202 fallecimientos.
La cepa A H1N1 del virus de la influenza se consolidó como la dominante en la actual temporada, con 44.3 por ciento de los pacientes y 74.7 por ciento de los decesos.
La Ciudad de México, el Estado de México, Tlaxcala, Jalisco y Puebla acumulan hasta ahora el 41.2 por ciento del total de casos confirmados.
En tanto, Jalisco, el Estado de México, Veracruz, Sinaloa e Hidalgo concentran el 42.7 por ciento de las defunciones.
El grupo de edad más afectado en la actual temporada de la enfermedad es el mayores de 65 años, seguido por el de 0 a 4 años y el de 25 a 29 años.
La mayoría de los fallecimientos por la cepa A H1N1 corresponde al grupo de 35 a 39 años.
El Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica también registra una disminución de 12.9 por ciento de casos de infecciones respiratorias agudas y una baja de 6.9 por ciento de casos de neumonías y bronconeumonías.