De nueva cuenta la mortal combinación del volante y la velocidad excesiva, ha cobrado su cuota de sangre. Dos jóvenes se volcaron en un auto. Ambos resultaron con graves lesiones y minutos más tarde, uno de ellos dejó de existir cuando ya recibían atención médica.
El ahora fatal percance ocurrió en la carretera 43, en el municipio de Tepezalá. Los jóvenes, ambos de 22 años de edad, viajaban a bordo de un vehículo Honda Accord color azul y con placas de circulación del Distrito Federal.
Se presume que se desplazaban a velocidad inmoderada y en determinado momento, el conductor perdió el control del volante, salieron de la cinta asfáltica y volcaron. Milagrosamente sobrevivieron, pero uno de ellos, identificado como Guadalupe, prácticamente quedó en estado de agonía.
Al lugar de los hechos arribaron policías y paramédicos. Brindaron primeros auxilios a las víctimas y después efectuaron el traslado al hospital de Pabellón de Arteaga. Esa misma noche del pasado miércoles, el joven Guadalupe dejó de existir. Su compañero aún está con vida y sigue hospitalizado.
La autoridad ministerial continúa investigando para precisar las circunstancias que privaron en el trágico accidente.