José de Jesús López de Lara

Espantosa muerte sufrió un empleado, que la mañana de ayer fue atropellado por un automóvil en la carretera federal 45 Sur, a la altura de la empresa Nissan 1.
Tras el brutal atropello, el conductor se dio a la fuga, dejando tirado un espejo retrovisor y otras partes automotrices, que son la única pista con la que cuenta personal de la Dirección de Investigación Pericial para poder identificarlo.
La persona fallecida fue identificada como Humberto, de 45 años, quien se dirigía a su lugar de trabajo.
El trágico accidente se registró el miércoles poco antes de las 08:00 de la mañana, en la carretera Panamericana 45 Sur, justo frente a las empresas de JATCO y Nissan 1, poco antes de donde inicia el puente vehicular que se ubica en el cruce con la carretera al poblado de Los Arellano.
Hasta ese lugar llegaron policías preventivos y policías federales, agentes del Grupo Homicidios de la PME, peritos de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.
Asimismo, llegó la ambulancia 019 de Cruz Roja, cuyos paramédicos encontraron tirado sobre el asfalto el cadáver de una persona del sexo masculino que vestía playera en color blanco, sudadera en color café con gris, pantalón de mezclilla, zapatos café y llevaba una mochila en color negro.
De acuerdo a las investigaciones realizadas, se estableció que el peatón trató de cruzar corriendo y sin precaución, la carretera federal 45 Sur en dirección de poniente a oriente.
Sin embargo, no alcanzó a llegar al camellón que divide los carriles centrales de la lateral, por lo que fue atropellado por un automóvil que se desplazaba a exceso de velocidad en dirección al norte.
Luego de ser impactado brutalmente, el peatón salió proyectado varios metros y quedó tirado sobre el carril derecho de la cinta asfáltica. Su muerte fue instantánea.
Mientras tanto, el conductor de la unidad automotriz se dio a la fuga en la misma dirección en la que se desplazaba, sin hacer el mínimo intento por detener la marcha.
Como evidencia de este accidente, quedaron tirados sobre la cinta asfáltica restos de una rejilla automotriz, así como el espejo retrovisor.
De acuerdo a las versiones que dieron trabajadores de una gasolinera que se ubica a poca distancia de donde ocurrió el atropello, el coche involucrado es un VW Golf, modelo 2009 o 2010, en color plata.