Muere al caer del caballo

La víctima, un niño de diez años

No era la primera vez que montaba el caballo propiedad de su padre pero, en esta ocasión ocurrió lo que menos esperaban. Algo aún desconocido provocó la reacción violenta en el animal y el pequeño jinete, de apenas 10 años de edad, sufrió lo que sería mortal caída.
Agonizante, fue trasladado por su padre a una clínica médica. Hicieron lo que pudieron pero no fue suficiente para salvarle la vida.
El hoy occiso tuvo su última morada en las Granjas Fátima. Dejó de existir en una clínica ubicada al sur de la ciudad. Previo reporte, a ese lugar se trasladaron agentes del grupo Homicidios con el fin de iniciar la correspondiente investigación.
Entrevistaron al entristecido padre, el señor Salvador N. N. de 39 años de edad. Comentó que el pasado día 15 del mes en curso, alrededor de las cuatro y media de la tarde se encontraba realizando labores propias del campo. En determinado momento vio que su hijo montaba el caballo; no dio mayor importancia porque prácticamente lo hacía a diario. Además, el animal es manso.
Sin embargo, de súbito el caballo efectuó brusco movimiento provocando que el pequeño cayese y sufriera severo golpe en la cabeza. Su padre corrió a auxiliarlo. A simple vista sólo se le apreciaba el rostro con raspones.
A bordo de una camioneta lo llevó a la clínica; ahí le dijeron que no tenían equipo para los estudios de la cabeza y le sugirieron que fuese a otra. Así lo hizo y en cuanto tuvo los resultados volvió al primer nosocomio.
Transcurrieron las horas. La espera fue angustiante. Ayer, al filo del mediodía, los médicos de ese lugar dieron otra mala noticia al señor. Que su hijo estaba en paro. Minutos después, que ya había fallecido. La conmovedora tragedia se había consumado.