Cansados de no poder obtener su licencia para operar un taxi, son cada vez más choferes los que se han sumado a las filas de Uber con la intención de obtener mayores beneficios, e incluso su propio permiso de Transporte Público, reconoció Jesús Manuel Lira Salazar, taxista integrantes de la agrupación Cosea Panteras; no obstante, recalcó que les representa una competencia desleal y no deja de ser un servicio ilegal, ante lo cual pidió la pronta intervención del Congreso del Estado.
“Ahora que pasen las elecciones pensamos nosotros volver a visitar el Congreso para que se determine si lo van a regular o los retiran definitivamente; nosotros seguimos apegados a derecho, no vamos a violentar nada en este sentido, porque desafortunadamente son también gente que ha estado esperando una concesión y ahora aprovechan a ver si por ese medio se les da una concesión de taxis, pero por lo pronto están trabajando ilegalmente”, recalcó.
Recalcó que quienes trabajan con Uber pagan menos impuestos, y los derechos que deben cubrir los demás taxistas; ante ello es que muchos taxistas se ven atraídos, pues consideran que tendrán más ganancias; dijo que de los cerca de 50 que han estado permanentemente operando, 25 son compañeros taxistas que por una u otra causa no han podido tener una concesión.
“Vemos que se va a incrementar el número de trabajadores al volante inconformes, sobre todo gente que ha sido chofer y han estado entrándole a los paquetes que promueve una radiodifusora, pero los amarra con los créditos que les están sacando, dizque bondadosos y blandos, pero que sí les va a afectar, sobre todo si no les dan la concesión de taxi”, indicó.
Lira Salazar puntualizó que han presentado demandas ante Transporte Público, entre ellas por las flotillas que trajeron de otros estados para competir deslealmente aquí en Aguascalientes aprovechando la Feria Nacional de San Marcos; además de que de acuerdo a la tabla de cobros, ellos están cobrando la tarifa mínima en 60 pesos, y los taxis en 15 pesos.
“Llegaron de 80 a 120 foráneos, aparte de los entre 40 y 50 que son de aquí, aunque ya se retiraron del estado pues lo que era lucrativo era el asunto ferial, ahí estuvieron trabajando. Hubo una vez un arresto por parte de nosotros de un vehículo de ellos, porque era un vehículo que estaba haciendo parada en la Feria y afortunadamente Transporte Público llegó y aceptó recogerlo y llevárselo en grúa. Al chofer se le detuvo y se remitió con todo y carro al corralón, ya después se presentaron a pagar las multas respectivas, el delito fue por operar sin licencia; si no hay concesión ni permiso para prestar el servicio de transporte público, son ilegales”, reiteró.