ciudadItzel Vargas Rodríguez

El día de ayer la ONU hizo público un estudio actualizado de las Perspectivas de Población Mundial, que muestran en un acercamiento, la forma en cómo van a crecer las poblaciones mundialmente en cada continente.

Para sorpresa, México forma parte de los diez países con mayor crecimiento demográfico.

Si todavía nos sorprende la cantidad de noticias diarias que hablan sobre violencia social, inestabilidad, desempleo, pobreza y nos seguimos preguntando por qué pasan este tipo de cosas, probablemente estemos ignorando el importantísimo hecho de que somos muchos, y por ende eso implica mayor cantidad de problemas y en distintos rubros.

Algunos arquitectos admiten que las grandes ciudades llegan a ser monstruos ingobernables, donde las urbes van creciendo sin ningún tipo de freno y al parecer, sin un patrón definido.

A nivel global, 28 áreas metropolitanas conglomeran a casi 450 millones de personas, lo que implica problemas más de allá del trazo de ciudades.

Se dice que en promedio los mexicanos empleamos cerca de 16 horas a la semana en trayectos, y aunque el Distrito Federal tiene el sistema del metro e implementa muchos servicios alternativos para la transportación, siguen habiendo problemas sociales. Uno fuerte de ellos se desprende y deduce de la siguiente cifra: seis de cada diez mujeres en América Latina aseguran haber sido acosadas físicamente en los transportes públicos.

Qué decir de las desigualdades sociales donde la inclusión es un anhelo que pareciera inalcanzable. Nuestro país se caracteriza por ser uno socialmente disgregado, en donde los contrastes de las clases sociales están muy marcados por diferencias físicas y sociales.

El gran reto latente, es qué hacer con una sociedad tan polarizada y con tantos matices contrastantes.

Lo mismo pasa en nuestro Aguascalientes, que aunque no tiene una población tan disparada como otros estados y ciudades del país, sí presenta los mismos retos sociales que se resumen en convertir el entorno problemático en uno que eleve la calidad de vida de sus habitantes. Un buen sitio para vivir.

Para ello, y después del enorme revuelo que hemos visto ha generado la aplicación Uber al ofrecer una nueva posibilidad de transporte fácil y económica; no dudemos que la movilidad de las ciudades latinoamericanas sigue siendo un reto. Ofrecer cada vez más y mejores transportes urbanos, la inversión en infraestructura del rubro así como abrir la posibilidad de que haya otras alternativas al uso del automóvil, es ya una necesidad latente, y no tendríamos por qué quedarnos atrás.

Y aunado a eso, queda pendiente también la necesidad de un esquema social más sostenible, que propicie el crecimiento y desarrollo de la economía, que sea generosa y amable con el ambiente y que ataque directamente las desigualdades sociales.

El país tiene muchos problemas, sí, pero muchos de ellos se replican en nuestro propio entorno y sólo como reflexión, podremos atacar los grandes monstruos sociales, si empezamos atacando los que nos persiguen afuera de nuestras casas, es decir, en nuestro metro cuadrado, nuestro estado.

Ya se empezarán a escuchar candidatos cada vez más consolidados hacia la gubernatura de Aguascalientes, pero una gran verdad es que el camino político y electoral está bastante sencillo, en comparación con los grandes retos que se vienen y que se tienen que resolver. No está nada fácil.

itzelvargasrdz@gmail.com / @itzelvargasrdz