El nombre de Lluvia Sofía Rivas Roche ha sido escrito con letras de oro en el libro de David, luego de recibir el sagrado sacramento del bautismo en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús.
Sus padres, Matías Humberto Rivas Muñoz y Viridiana Roche López, en compañía de los padrinos de la pequeña, Carlos Rubén Santoyo Hernández y Patricia López Ruiz, se acercaron a la pila bautismal del recinto sagrado para que el siervo de Cristo derramara sobre la niña el agua bendita en el nombre del espíritu santo.
Momentos antes, con los aceites benditos en su frente y pecho, Lluvia Sofía fue consagrada por toda la eternidad al Padre Celestial y permanecerá llena de su gracia infinita.
En un emotivo mensaje, el sacerdote invitó a papás y padrinos a velar por la niña, invitándolos a, mediante su guía, mantener su alma libre de pecado y maldad.
La significativa ocasión logró reunir a toda la familia de la niña en el salón Cynthia Paola, donde le manifestaron numerosas muestras de afecto y alegría por el especial momento.