Momento divino

Se integra Mateo a la grey católica

En el templo de Nuestra Señora del Rosario, el pequeño Mateo Contreras Márquez recibió el sagrado sacramento del bautismo, con el que finalmente ha sido removido de su alma el pecado original.
En brazos de sus papás, Gabriel Contreras y Sandra Márquez, y acompañado por sus padrinos, Cristian García e Ivet Márquez, el chiquitín fue ungido con los agrados aceites que marcan el inicio de su vida espiritual.
El siervo de Dios dio la bienvenida a la casa de Dios al bebé y a su familia, con un mensaje de paz, para que instruyan al pequeño Mateo en la fe en Dios y en ese camino que Jesús quiere para sus hijos.
Las aguas bautismales fueron vertidas en la frente de Mateo en el nombre de la santísima trinidad. Momentos después, el clérigo compartió con los presentes emotiva bendición, que habrá de iluminarlos con el firme propósito de que sean para el bautizado un faro de luz y esperanza durante su paso por este mundo y que fortalezcan las virtudes que como hijo de Dios, le han sido depositadas.

Entérate
Concluida la ceremonia bautismal, la familia del niño convocó a una sana y emotiva convivencia en el salón Jardín Campestre San Francisco, al que con mucho regocijo asistieron para felicitar al recién bautizado con cálidas muestras de cariño.