Ante la generación de doscientas facturas electrónicas por segundo en México, que se traduce en 17 millones 250 mil operaciones diarias, el Servicio de Administración Tributaria informó que a partir del primero de julio de 2017 existe una nueva factura electrónica versión 3.3, para mejorar la calidad de la información, facilitar su llenado y su uso, y simplificar el pago en parcialidades.

Héctor Franco Jiménez, nuevo administrador de servicios al contribuyente del SAT en Aguascalientes, señaló que gracias a la información a la que se accede con este nuevo comprobante fiscal, el contribuyente ya no presentará la declaración informativa múltiple de sueldos y salarios de trabajadores en el próximo mes de febrero correspondiente al ejercicio 2017.

Con esta actualización, explicó que los contribuyentes que emiten la factura electrónica accederán a una diversidad de catálogos homologados a nivel internacional, los cuales contienen la información que evitará errores en el llenado de las mismas, y que hoy en día genera sanciones económicas por esa situación.

Asimismo, esta nueva factura electrónica simplifica el pago en parcialidades, lo que facilitará la conciliación de las facturas contra los pagos reales, ya que muchas veces el contribuyente al momento de contabilizar los pagos en parcialidades tenía desconocimiento si ya se les pagó o no la parcialidad, explicó.

En entrevista con El Heraldo, el funcionario del SAT precisó que con esta estrategia, el contribuyente tendrá certeza al contar con información estandarizada y confiable de sus transacciones comerciales, además de que reportan información completa y correcta al SAT, evitando cometer errores por quien emite la factura.

Héctor Franco Jiménez detalló que más adelante se eliminará también la declaración informativa de operaciones con terceros, la cual concentra información sobre el IVA que obtiene y le reportan al contribuyente.

Para aquellos que emitan una factura, sólo tendrán que solicitar a su cliente el registro federal de contribuyentes (RFC), ya no más el domicilio fiscal o el código fiscal.

Asimismo, informó que hasta el próximo 30 de noviembre de 2017, los contribuyentes contarán con la facilidad de poder utilizar las dos versiones vigentes de factura electrónica como son la 3.2 y la 3.3, aunque se recomienda que usen la nueva para familiarizarse con ella y darse cuenta que facilita el control al causante y al mismo SAT de las operaciones que se realizan.

Por último, señaló que a partir del 1° de diciembre de 2017 se genera la obligatoriedad de emplear la versión 3.3 de este comprobante fiscal y la gente puede acceder a ella de manera gratuita en la página www.sat.gob.mx.