Hace cuatro meses, Aurora recibió una llamada, después de eso salió a tomar una copa y desde entonces no ha regresado a casa. Aurora Salas Mora es una joven madre soltera, una de las 268 personas desaparecidas en Aguascalientes, según la plataforma del Registro Nacional; su madre, la señora Alma Delia Mora Flores, se dirigió a los medios de comunicación esperando que su mensaje de desesperación llegue a los corazones de los ciudadanos y a las autoridades, que hasta el momento le han quedado mucho a deber, pues la investigación no ha mostrado avances.
Aurora dejó en casa a sus hijos pequeñitos, uno de 3 años y otra más de un año y tres meses, sin esperar que su anuencia durara tanto.
“Ella recibió una llamada por teléfono, salió porque iba a tomarse una copa y ya no regresó”, manifestó la madre de la joven de 27 años de edad.
En cuanto al actuar de las autoridades, Mora Flores destaca que ha sido deficiente y se siente engañada; “a mí se me ha mentido, el señor fiscal me dijo a mí personalmente que iba a mandar más gente para que ayudara a la búsqueda de las personas desaparecidas, y han pasado cuatro meses en los que no se sabe nada todavía”.
Sin duda, la desesperación, angustia, miedo y coraje se han apoderado por momentos de la familia, pero aseguran que no se darán por vencidos, encontrarán las respuestas que buscan y tendrán a Aurora de regreso.
La señora Delia refirió que la familia se mudó a Aguascalientes, provenientes de Guadalajara, pues creían que ésta entidad sería más segura para vivir, “esta es la tierra de la gente buena, ¿buena para qué? No se apoya, la sociedad deberíamos apoyarnos”, afirmó.
Indicó que al sospechar de algunas personas, llevaron a las autoridades los nombres de quienes suponen podrían estar involucrados en la desaparición de la joven y aunque se les ha citado a declarar, no se ha sabido nada del paradero de Aurora.
Desde aquel día en que Aurora salió de casa, no tuvieron ninguna pista de ella, indica su madre que se desactivaron redes sociales, teléfono y cuanto medio que podría darles pistas de su paradero.
Luego de la ausencia de Aurora, la familia ha sido víctima de llamadas de extorsión, de información falsa, incluso han viajado a varios estados de la República atendiendo datos que indican que ahí se encuentra su hija, pero nada, siguen sin encontrarla; “para nosotros ha sido costoso, tenemos que estar moviéndonos de un estado a otro por falsas llamadas telefónicas que dicen que la vieron en tal o cual lado; mi hija supuestamente salio a Querétaro, a mi hija la vieron en Michoacán, la vieron en Sonora, fuimos también a Sinaloa”.
Por este medio, los familiares de Aurora piden a la ciudadanía que en caso de tener información sobre la joven, acudan al Centro de Atención para Personas Desaparecidas y Ausentes.