El tema de la justicia oral ha ocupado la atención de los poderes federales y estatales, de las agrupaciones de abogados y las instituciones de educación superior, al considerar que es un paso importantísimo en la forma de juzgar a los ciudadanos, sin embargo el Ministerio Público (MP) se ha quedado rezagado a pesar de ser parte fundamental de este programa.

La atención del MP no cambia con los años. Es común que los afectados por un hecho delictivo pierdan tiempo al presentar la denuncia y que luego tengan que regresar a ratificarla, por lo que se prefiere dar por perdido algún bien o dejar en el olvido el agravio sufrido.

La Fiscalía General del Estado, antigua Procuraduría General de Justicia, se queja que los ciudadanos no cooperan con la autoridad al no exponer los problemas que vivieron sin lo cual no se puede actuar, pero omite señalar las razones que tiene para no hacerlo.

Asimismo, los mismos argumentos de hace muchos años se escuchan hoy de las agrupaciones de abogados, particularmente de la atención que reciben de las agencias del Ministerio Público.

Francisco Frausto Ruiz Esparza, presidente del Colegio de Abogados de Aguascalientes, señaló que en ocasiones “poner una denuncia ante el MP puede llevarse hasta seis horas”, lo que se entiende el porqué hay taxistas que han sufrido dos o tres asaltos y prefieren no acusar porque el tiempo que están ahí dejan de ganar y luego tienen problemas para la liquidación, además de que pocas veces logran recuperar lo hurtado.

El líder de los profesionales del derecho sostuvo que se dan pasos para un cambio en el sistema de justicia, pero resulta inquietante que, quienes estarán al frente del nuevo modelo de justicia oral, será el mismo personal que actualmente atiende en las agencias ministeriales.

Precisó que “el problema no es propiamente de leyes, en realidad, las leyes son muy buenas, lo que se debe cambiar es la actitud de las personas que se encargan de operar las instituciones de la administración y procuración de la justicia, porque desde la secretaria de la Agencia del MP hasta los propios ministerios públicos, brindan un trato indigno a quienes acuden a poner una denuncia”.

Lo que se necesita es que la Fiscalía deje de ser sólo generadora de estadísticas y sea una dependencia que realmente procure la justicia.

Frausto Ruiz Esparza alzó la voz por los “sin voz”, al citar que “no es posible que en estos lugares se vuelva a victimizar a las personas o lo que es peor, ni siquiera las tomen en cuenta o les digan que no tiene caso que pongan su denuncia porque nada se va a resolver”.

Por si fuera poco, el mismo Colegio de Abogados denunció que la Fiscalía General sigue bloqueando el trabajo de los abogados particulares, impidiéndoles en ocasiones entrevistarse con sus clientes o asistirlos a la hora en que rinden sus declaraciones.

“Sucede que cuando llegamos a ver a nuestros clientes, contratados por la familia de los detenidos, nos impiden el acceso al lugar en donde se encuentran y solo nos dicen que ya rindieron su declaración, violando los preceptos constitucionales”, reiteró el dirigente, remitiéndose a informarles que la declaración la rindieron en presencia de abogados del Instituto de Defensoría Pública, con lo que desplazan a los litigantes privados en momentos que más se requiere de su apoyo.

Es un asunto que viene desde la Procuraduría y que sigue vigente con la Fiscalía General, en que sin una razón legal les prohíben hacer su trabajo, lo que contradice las declaraciones del fiscal Oscar González Mendívil, de que existe agilidad en la atención al público y puertas abiertas a los abogados, lo que por lo señalado por el Colegio de Abogados no es precisamente eso.

A poco más de cuatro meses que esté en pleno vigor la justicia oral en todo el país, es necesario que en Aguascalientes se acelere el paso en todos los aspectos, de lo contrario los cambios serán parciales y peor aún, sólo cosméticos.

EMPEÑO PARALELO

La contribución del senador Miguel Romo Medina para encontrar una salida a los problemas que aquejan a los productores de leche, debe ir acompañada del compromiso de los propios interesados en ampliar el abanico fructífero, de manera especial el aprovechamiento de los derivados.

Se ha llegado a un punto que parece sin retorno, debido a que la globalización de la economía impide cerrar las puertas a la importación, porque si se establece una política de control para los productores extranjeros, los países que se digan afectados impondrán mismas medidas a otros productos mexicanos.

Están en todo su derecho de exigir que primero se atienda el mercado doméstico y después se de entrada a lo que venga del exterior, para ello tienen que estar en igualdad de competencia, tanto en leche en polvo y leche envasada como en la fabricación de todos los productos procedidos del lácteo.

Romo Medina detalló que en el encuentro de los representantes de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes con miembros del Senado, “los productores nos expresaron que la falta de competitividad del sector, respecto a los competidores a nivel internacional, obliga a los productores mexicanos a vender sus productos por debajo de los costos de producción que de acuerdo con la Federación es de 5.5 pesos por litro y es importante destacar que México ocupa el primer lugar en la compra de leche en polvo con el 9.7% de las importaciones globales”.

Aunque el acuerdo de los legisladores fue exhortar a las secretarías de Economía y de Desarrollo Social, para que a través de Liconsa se les brinde el apoyo necesario, se regresa al lugar de partida, porque Liconsa tiene un presupuesto anual destinado a la compra del citado producto y sólo puede ampliarlo con el acuerdo de la Cámara de Diputados que es la única que puede determinar un aumento al gasto federal.

En cuanto a la reiterada petición para que se obligue a los compradores particulares a pagar un precio mayor por litro, es difícil que prospere a partir que la compra-venta se rige por la ley de la oferta y la demanda.

En estas circunstancias lo que cabe es que además de productores de leche, los ganaderos fabriquen todos los derivados posibles, como quesos, yogur, batidos, cuajadas, natillas, cremas, flanes e incluso leche en polvo, que se constituyan en cooperativas y en base a resultados exigir al gobierno que promueva el consumo de productos nacionales. Es un camino largo, pero el único que hay para enfrentar la competencia internacional.

BITÁCORA PERDIDA

Son tantos los cruces de ligas en que está metido el presidente nacional de Nueva Alianza, Luis Castro, que se perdió en el tiempo. A raíz de la ensalada de uniones electorales que está adobando, dijo que “volvemos a cerrar coaliciones con quienes hemos tenido, con excepción de Aguascalientes, donde hace seis años competimos solos”. (El Universal, 21/II/2016). En 2010 el Panal no fue solo, lo hizo con el PRI y el Verde Ecologista y fue gracias a este vínculo que el priísmo ganó la gubernatura y los panaleros se hicieron de tres alcaldías, lo que ahora no sólo esperan repetir sino que van por más, al quedarse con las candidaturas de cuatro ayuntamientos y tres diputaciones de mayoría, más las que les toque en la representación proporcional.